Los dreamers que ahora son rehenes

Dreamers
Los dreamers que ahora son rehenes en el país del norte FOTO: WEB
- en Opinión

Laura Flores / De todos los duros golpes que ha recibido México desde que comenzó la candidatura de Donald Trump, la cancelación del Dream Act que acogía a jóvenes indocumentados bajo un periodo de gracia protegiéndoles de la deportación y permitiéndoles trabajar y pagar impuestos, ha sido el más duro, no sólo por su dimensión humanitaria y moral, sino también por los temas que arrastra consigo en la deliberación de su reemplazo en el Congreso de Senadores.

El tema perdió resonancia durante los meses consecutivos a su cancelación para ser retomado ayer en medio de discusiones bipartidistas, donde la restauración de la Acción Diferida resultarías ser un caballo de Troya para poder pasar otras reformas a leyes migratorias y de seguridad nacional. Trump y el Partido Republicano proponen que DACA puede ser restaurado con la condición de que se construya el muro entre Estados Unidos y México, se repriman las ciudades santuario y se endurezcan las leyes de migración legal, especialmente las visas de trabajo y la adquisición de la residencia permanente. Lo que ha pasado es que básicamente los Republicanos han secuestrado a los dreamers y los han convertido en rehenes para cambiarlos por el paquete de reformas anti migratorias de Trump.

Por supuesto que los demócratas podrían elegir el bloquear la propuesta, pero aparte de que el frenar una ley que ampare a los chicos DACA iría en contra de todo lo que han pregonado, cuentan con la desventaja de que que los dreamers son ampliamente aceptados por los  los sectores  liberales y conservadores de la sociedad estadounidense.

Si además se le añade el hecho de que un bloqueo en este tema llevaría al gobierno a cerrarse y que pondría en riesgo los varios escaños que tienen los demócratas en juego para las elecciones de este año, tenemos como resultado unos muy intensos meses en donde desde México tendremos mucho que afrontar, puesto que tenemos que estar pendiente no sólo de los tres cuartos recipientes de DACA que son mexicanos, del inaudito debate sobre la construcción del muro, y de las políticas que podrían afectar a miles de familias mexicanas en Estados Unidos, pues México es el principal beneficiario de green cards por reunificación familiar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.