Toño Nemi sabía que en cualquier momento lo iban a detener

Nemi
Juan Antonio Nemi Dib, su ubicación y su captura FOTO: LBP
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / Nemi Dib sabía que en cualquier momento lo iban a detener, por eso ni escondido andaba. Una mañana una fuente envió a la redacción de Libertad bajo Palabra la que sería la ubicación exacta de Toño Nemi en la Ciudad de México. Nos enviaron además una fotografía donde se veía al exsecretario de Salud sentado en el restaurante El Cardenal en la Ciudad de México. Buscamos la ubicación en Google Maps y ubicamos la dirección en la avenida Paseo de Las Palmas número 215, esquina Monte Camerún, Lomas de Chapultepec V Secc., 11000, Ciudad de México. Buscamos fotografías del lugar y encontramos la posición exacta del exfuncionario prófugo. Estaba junto a una vitrina donde había una pieza prehispánica exhibiéndose; era el mismo lugar. Ya teníamos la nota preparada para publicarla el día 27 de noviembre a las 10:00 horas. El título de la nota era: “El prófugo Nemi Dib está en la CDMX; lo ubican, pero nadie va por él”. En ese momento nuestra fuente, por alguna razón, que no discutimos, nos pidió que esperáramos. No entendíamos el porqué, pero en LBP respetamos mucho a nuestras fuentes y decidimos esperar. Sabíamos y Toño Nemi también, que en cualquier momento lo iban a detener, y así fue. La siguiente noticia que tuvimos fue que a Nemi lo detuvieron en Puebla.

Juan Antonio Nemi, preguntas e incongruencias; con esa playera verde fosforescente no podía pasar desapercibido

Ahora bien, con esa playera verde fosforescente, no parecía que Juan Antonio Nemi Dib tuviera afanes de pasar desapercibido. Como dicen en el argot popular, llevaba una playera color “chíngame la pupila”. Cierto, es de esas playeras deportivas de ciclista que se usan para que los automovilistas lo vean y así lo eviten, pero ya dijimos, escondido, escondido, Toño Nemi no estaba. ¿En qué confiaba? Toño Nemi dice que le pidieron dinero para venderle la libertad. ¿Quién le hizo ese ofrecimiento? Si se lo hicieron, ¿por qué no aceptó? Cosa curiosa, Juan Antonio Nemi dijo: “He estado 35 años en el servicio público y nunca he sido acusados de delitos patrimoniales, no tengo intención de huir, voy a demostrar mi inocencia”. ¿No tenía intenciones de huir? Pero si andaba prófugo; pero si cuando lo iban a detener armó toda una escena semejante a la de O.J. Simpson. No se detuvo cuando le marcaron el alto, antes bien aceleró y casi pasa por encima de un oficial. De momento la juez lo vinculó a proceso y de perdida se va a tener que quedar un año en el penal de Pacho Viejo, donde tendrá que meditar sobre todas las incongruencias que ha dicho.

“El Bronco”, el “Amaviejitas”; como gobernador no hizo nada por ellas, pero ahora se las quiere llevar al baile

Muchos nos acordamos de Juana Barraza Samperio, la famosa “Mataviejitas”. Una mujer que además de ser enfermera fue una luchadora conocida como “La dama del silencio”, y que de 1990 a 2006 asesinó a más de 40 mujeres, la mayoría de la tercera edad. Pues ahora, y con motivo de las próximas elecciones presidenciales, ya surgió el “Amaviejitas”, y ese no es otro que Jaime Rodríguez “El Bronco”, quien ya con licencia, sin la investidura de gobernador, se fue al asilo “San Vicente de Paul” para bailar con una señora de la tercera edad, vestida del color de los candidatos independientes. Por supuesto “El Bronco” subió el video a las redes sociales para que todo México se entere del gran corazón que tiene y de la preocupación que siente por los adultos mayores. Debería saber “El Bronco que una de las poblaciones más desprotegidas, olvidadas y vulnerables es la población de la tercera edad, y que no es con visitas y bailes como se van a solucionar sus problemas. Antes de pedir licencia como gobernador, “El Bronco” debió dejar implementadas políticas sociales y de salud para que los adultos mayores tengan un mejor estilo de vida. Pero no, “El Bronco” como gobernador no hizo nada por ellos; pero ahora sí, se los quiere llevar al baile.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.