“El Chalancito” de Villa Allende muestra una triste realidad de México

El Chalancito de Villa Allende FOTO: BIMBO
- en Avenida Principal, Carrusel

La historia de “El Chalancito” de Villa Allende, Veracruz, nos conmueve y muestra la nobleza tanto del niño que se dispone a ayudar a un repartidor de Bimbo, como del mismo repartidor que deja que el pequeño le ayude y con ello consiga alguna propina o paga. Sin embargo, esta es una realidad constante que se vive no sólo en Veracruz sino en todo el país.

Si bien el apoyo que brinda este niño de Villa Allende a un expendedor de pan no se puede considerar trabajo, la realidad es que, en México, de acuerdo con datos de la UNICEF, «3.6 millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años de edad están trabajando. Lo anterior equivale al 12,5% de la población infantil de este mismo rango de edad». Hay mucho trabajo que hacer al respecto y no se trata de programas sociales que den de comer a las personas en comunidades marginadas.

Se trata de brindar oportunidades reales a los padres de estos niños para que la familia no se vea en la necesidad de sacar a los niños de la escuela para que trabajen y obtengan un recurso que ayude al bienestar familiar. El lugar de los niños en México es la familia y la escuela, pero como vemos, para los niños, los centros de trabajo también son sitios a los que también acuden.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.