Y ahora que se abran los candados de Comunicación Social, ¿de qué nos vamos a enterar?

Gina
Xalapa, Ver. El exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa y Gina Domínguez Colío FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER
- en Avenida Principal, Carrusel

Los que se dedican al periodismo sabían que la llamada vicegobernadora, entonces coordinadora de Comunicación Social, la señora Gina Domínguez, manejaba el presupuesto de esa dependencia a su propio arbitrio. Se sabía de los grandes negocios que hacía con empresas de comunicación que se había inventado, empresas fantasma a las que les otorgaba pagos por convenios que nunca llegaron el escrutinio público.

Para evitar que los “curiosos” se enteraran de estos acuerdos la señora promovió ante el IVAI una ley que clasificaba como información reservada el gasto de publicidad social. Ahora que se ha echado abajo ese candado ¿de qué nos vamos a enterar?

Nos vamos a enterar de esos millones de pesos que se erogaron a los medios que se dieron a la tarea de ocultar todos los desfalcos de Duarte; medios que alabaron la forma de gobernar de este “Nerón” veracruzano. Quizá también nos expliquemos por qué esa animadversión sistemática de algunos periodistas en contra del gobierno de Yunes; quizá extrañen esos pagos que les hacían ver el mundo color de rosa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.