Ocho pesos de incremento salarial es motivo de celebración para EPN; ¡ni para una coca alcanza!

Salario mínimo en México FOTO: WEB

Las cifras alegres del presidente Enrique Peña Nieto sobre el incremento al salario mínimo, que era de 80.04 pesos para quedar en 88.36 pesos, resulta ser un verdadero recordatorio maternal. El incremento de ocho pesos no alcanza ni para una Coca-cola. La realidad opaca el discurso triunfalista de un presidente que ha perdido por completo la credibilidad. Los índices de desempleo han crecido y los que existen son de los peores pagados en el mundo.

Y es que el presidente Peña no conoce lo que vive el mexicano promedio, el trasladarse a los trabajos que cada día están más lejos consume gran parte de lo que gana quincenalmente. Dentro de su optimismo desbordante, el Ejecutivo federal destacó que, con este aumento, en los últimos cinco años el salario mínimo ha tenido una recuperación de 20 por ciento en términos reales, es decir 45 por ciento en términos nominales, lo que no había ocurrido en más de 30 años.

O el presidente anda mal informado, o sus asesores de economía no le informan que la inflación es mayor al pírrico incremento salarial, ya que uno no se explica por qué el mandatario federal, con una sonrisa soñadora, informa que «no se trata de un ajuste menor» considerando que al inicio de la administración el salario mínimo era de 60 pesos. Sería bueno que alguien le informe cuánto se gastan las amas de casa por la canasta básica.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.