Asesinar en legítima defensa va contra mandamientos de Dios; ¿y morir en legítima defensa?

Legítima
Legítima defensa FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Por supuesto cuando la vida de uno, o la de nuestros familiares, está en peligro, lo primero que deseamos es que el sujeto que está poniendo en peligro esas vidas desista y se retire sin causar ninguna muerte. Hay casos en los que se puede hablar o hasta negociar y así evitar la tragedia. Pero desafortunadamente en muchos casos las cosas ocurren demasiado rápido y no hay tiempo de dialogar, lo único que nos queda es resistir y pelear en legítima defensa.

En esa circunstancia puede ocurrir cualquier cosa, puede morir el delincuente o puede morir uno o algún ser querido. Uno no busca matar al delincuente, sin embargo, se puede dar el caso.

Dice un sacerdote católico que matar en legítima defensa va en contra de los mandamientos de Dios. ¿Sugiere este sacerdote que desistamos cualquier defensa y dejemos que el criminal nos mate o mate a nuestros seres queridos? Si lo podemos evitar, ¿por qué no hacerlo? ¿Es mejor morir en legítima defensa, que matar en legítima defensa?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.