Cuando el lobo se hace viejo, se convierte en el hazmerreír de los conejos; ¡por cierto, el PRI tiene 88 años de vida!

PRI
Partido Revolucionario Institucional (PRI) FOTO: FLICKR
- en Avenida Principal, Carrusel

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) quiere repetir en la presidencia de la República. Sabe que, si llega a la presidencia Andrés Manuel López Obrador, muchos de los actuales funcionarios, incluyendo al propio presidente Peña, podrían ser sujetos a investigaciones ministeriales que los pondrían tras las rejas. Por eso harán todo lo posible para que el líder de Morena no llegue a la presidencia.

Enrique Peña Nieto y la cúpula priista saben que no pueden poner a cualquier personaje como candidatos a puesto de elección popular, no es tiempo de caprichos, frivolidades ni dedazos cupulares. Quien compita con los colores del PRI, deberá ser alguien de arrastre entre la sociedad, alguien que garantice votos para el candidato presidencial.

Si los líderes priistas se cierran y no escuchan las voces de los seccionales, de la base a piso de tierra, entonces ya podrán darse por perdidos. Es bien sabido que los caballitos de batalla en las campañas electorales son los candidatos a diputados, una buena selección de ellos podría acarrear un buen número de votos.

En el caso de los senadores, su campo se ve limitado, sin embargo, la buena imagen, prestigio y experiencia de estos candidatos también pueden ser un importante activo. El PRI es un hueso muy duro de roer, su cúpula cuenta con suficiente experiencia, pero desgraciadamente muchos de ellos son muy soberbios y casi siempre dejan de lado a la base. Ya veremos si a sus 88 años de vida, en esta ocasión se da la oportunidad de cambiar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.