¡Lo advertimos!, Emilio Lozoya Austin amparado para no ser detenido por la PGR

Lozoya
Emilio Lozoya, exdirector de Pemex FOTO: WEB

No se requiere ser adivino, ni descendiente del brujo mayor de Catemaco para poder adivinar el resultado de algunos hechos políticos en México. Tan sólo se requiere conocer un poco el actuar del gobierno mexicano y contar con un poco de sentido común. Por esa razón, no sorprende que el juzgado primero de distrito de amparo en materia penal, con sede en Ciudad de México, haya suspendido de manera indefinida cualquier solicitud de aprehensión de la Procuraduría General de la República (PGR) contra Emilio Lozoya Austin.

Lo mencionamos semanas atrás, el sistema político mexicano siempre protegerá a los suyos. Es una especie de hermandad jurada con saliva y sangre, donde sus miembros se protegen mutuamente cuando alguien es atacado. El caso de Emilio Lozoya, espécimen nacido en pañales de seda en la mera cuna de la riqueza imperialista mexicana, y lo más importante, amigo de años del actual presidente de la República, revela la absoluta impunidad con la que se conduce esta clase política.

La evidencia de que la constructora brasileña pagó 10 millones de dólares en sobornos a Lozoya entre 2012 y 2016 no ha sido valorada correctamente. El hecho que Odebrecht haya ganado una licitación de 115 millones de dólares para realizar obras en la refinería de Tula, Hidalgo, no significa nada para los jueces que concedieron el amparo al amigo del presidente.

Seguramente argumentarán que Emilio Lozoya no ha tenido acceso a la carpeta de investigación, y que por eso se le debe proteger de cualquier intento de aprensión por parte de la PGR. ¡Vaya descaro!, y así quieren que la sociedad confié en las instituciones de justicia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.