Que jamás se repita el fidelato y el duartismo en Veracruz

Bestias
Javier Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán Foto: Agencia FOTOVER
- en Avenida Principal, Carrusel

La lucha por el poder ya comenzó en México; las hachas de guerra se han desenterrado, los archivos secretos de los contrincantes ya están preparados para sacarlos a la luz en el momento más preciso. Cada partido, alianza o frente ya tiene perfilados a sus candidatos, sus nombres saldrán a la arena de acuerdo al calendario electoral. Cada fuerza política buscará el poder por el poder, disfrutar de las delicias del poder crudo, del que hace ver más guapo y poderoso hasta el más decrepito espantajo.

Desgraciadamente en México, la mayoría de los políticos mexicanos buscan el poder para enriquecerse por varias generaciones. La historia de la política mexicana enmarca que los políticos que llegan al poder, inmediatamente cambian su domicilio, su manera de vestir y el auto en que se conducen; les brotan nuevas amistades y los negocios oscuros se convierten en un estilo de vida.

Mucho dependerá de los electores que llegue al poder gente sin escrúpulos, como los dos últimos gobernadores en Veracruz, protagonistas de la docena trágica. El elector mexicano deberá en esta ocasión reflexionar muy bien su voto, no vaya a ser que en una de esas contribuya a encaramar al poder a un verdadero corrupto, como ya sucedió en Veracruz con Fidel Herrera y Javier Duarte.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.