¿Qué es verdad?, ¿qué es mentira?: el punto de vista

Una persona viendo hacía el horizonte, desde su punto de vista FOTO: WEB

El punto de vista no puede ser mentira. El punto de vista se basa en la perspectiva que toma uno para advertir la realidad. Podemos subir a una loma y otear el horizonte y la realidad será otra si contemplamos el horizonte desde una ventana. Otear el horizonte desde una loma siempre nos dará una mejor perspectiva, nos brindará una focalización diferente que si las cosas las miramos desde un cuarto cerrado. A veces, porque no se toma el punto de vista del otro es que las cosas fallan. Por ejemplo, la Reforma Educativa.

Los que diseñaron la Reforma Educativa lo hicieron desde el punto de vista de un funcionario rodeado de doctores en estadística, doctores en pedagogía, psicólogos y líderes sindicales de la educación. Sin embargo, poco tomaron en cuenta el punto de vista de los maestros en las aulas. Del maestro que camina una hora para llegar a su aula y que sabe que algunos de sus alumnos caminan más que eso. No tomaron en cuenta al maestro que no termina su trabajo cuando suena la campana de salida, sino que su trabajo lo continúa en casa.

Por eso, la Reforma Educativa, por mucho que digan que la han echado a andar, no funciona. Que una persona vea las cosas desde otro punto de vista no quiere decir que sea mentira, pero si ese punto de vista está nublado, otra vez por ciertas animadversiones, entonces la mirada se contamina y eso se puede parecer a la mentira.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.