En Cataluña, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hace su teatro, proclama independencia, pero pide suspenderla

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat FOTO: WEB

Se esperaba que este martes el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont declarara la independencia de Cataluña, y eso hizo, sólo que inmediatamente después abogó por suspender durante varias semanas los efectos de esta declaración para lograr una mediación. Puigdemont sabe que el horno no está como para bollos y por eso, para no quedar mal, hace su teatro pretendiendo hacer creer que cumplió su palabra al proclamar la independencia de Cataluña, pero ante las presiones del Estado español, presiones internacionales y de las industrias asentadas en esa provincia, el presidente de la Generalitat pidió mediación y diálogo.

El caso es que el Estado español no ha cedido ni un ápice, pues para ellos todo lo que Puigdemont está haciendo está dentro de la ilegalidad. De modo que el presidente Mariano Rajoy ya convocó a un consejo de ministros para ver de qué manera aplicar el artículo 155 de la constitución española que a la letra dice: «Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general».

El miedo a que se aplique este artículo es lo que detiene a Puigdemont.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.