Karime, Margarita y Caso Duarte

Karime
Karime Macías Tubilla y Margarita Zavala FOTO: WEB
- en Opinión

Brenda Caballero / Al ver la noticia del diario Reforma, lo primero que pensé fue en Karime Macías Tubilla y familia.  Reconozco que no es grato tener en la mente a los Macías Tubilla, sin embargo, era inevitable.

La noticia decía: “Corte declaró inconstitucional bloqueo de cuentas de supuestos lavadores por parte de SHCP, al considerar que viola presunción de inocencia”.

El pasado miércoles, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia falló contra el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito y amparó a una empresa contra la orden de congelar sus cuentas emitida por la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP por sospecha de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Entonces, de acuerdo al fallo de la corte, ¿deberán desbloquear las cuentas de Karime Macías que le congelaron? Recordemos que Karime goza de la presunción de inocencia hasta en tanto no se demuestre, en un juicio previo, su culpabilidad. Y aunque tiene denuncias en su contra y el 99 por ciento de la población la considere culpable, la ley la protege.

De acuerdo al principio, tendrían que descongelarse, pero no solamente a ella, sino las cuentas de todos aquellos personajes de los que se sospeche lavado de dinero.

Sin duda, este criterio le vino a dar en la torre a la SHCP, pues le quitaron los dientes.

Según los ministros de la Corte, el artículo fue considerado inconstitucional por afectar los derechos de los contribuyentes ya que al ser investigados por la autoridad no podían realizar ninguna operación bancaria con cualquier institución del Sistema Financiero, además de que no se les notificaba que sus cuentas habían sido bloqueadas, por lo que la persona afectada no puede ser escuchada para defenderse, violando también su derecho de audiencia.

Ante esta resolución seguramente muchos afectados por Hacienda acudirán a ella previo amparo.

Después de leer el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, parece excesivo, sin embargo ante los excesos cometidos al erario público veracruzano por Karime Macías, no sería justo dejarle todas sus cuentas bancarias para que gaste a placer y se cumpla su mantra de “merezco abundancia”.

Y Margarita se fue

Renuncio al PAN, pero no a la idea de hacer política con principios y transformar la vida pública”.

Fue parte del anuncio que dio Margarita Zavala a través de un video compartido en redes sociales.

Esta decisión ya se veía venir, incluso desde mi punto de vista se tardó demasiado en renunciar al partido en el que siempre militó. Posiblemente la nostalgia la detuvo tanto tiempo, pues inició como militante desde que tenía 16 años y se mantuvo 33 años.

En su cuenta de Twitter escribió: “Llevo dos años buscando el diálogo. La división del PAN es tu responsabilidad, eres el presidente del partido. Ya hablaremos”.

De inmediato se activaron los bots con el #Calderona, para denostar a Margarita y su decisión.

Y a Ricardo Anaya no le quedó de otra que llamar a la decisión de Margarita como “equivocada” y argumentó que su salida beneficiará al PRI.

Urgencia en caso Duarte

Parece que desde Los Pinos quieren limpiar la imagen del PRI, pues antes de la detención de otro ex gobernador, ahora de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, están acelerando más investigaciones para enriquecer el caso Javier Duarte.

¡Vaya! hasta un ex subdirector de la Secretaría de Finanzas y Planeación aparece, uno que trabajó años en la institución, pero que plasmó su firma para que le pagaran a muchas empresas fantasma.

También aparece un jefe de palacio de Gobierno, uno que sabía todos los movimientos de Duarte de Ochoa.

¡El caso Duarte aún no se cierra y vienen muchas sorpresas!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.