Presidente, gobernador, senador y diputado, ¡sus candidatos van sobre usted!

Voto
Elecciones
- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez / La madre de todas las batallas electorales esta por desatarse en el Estado de Veracruz. Después de una mini gubernatura de dos años que despertó las pasiones por el poder, ahora si viene una lucha encarnizada. Se elegirá al gobernador del estado, para un periodo de seis años, mismo  que comenzará a gobernar, el 1 de diciembre de 2018. El campanazo oficial se dará el 1 de noviembre, el  6 de febrero de 2018, se definió como la fecha límite para recabar apoyo ciudadano para candidatos independientes, el 11 de febrero para las precampañas, el 29 de marzo para la aprobación de registro de candidaturas para gobernador y el 20 de abril para las diputaciones.

Las elecciones estatales de Veracruz de 2018, denominadas oficialmente por la autoridad electoral como el Proceso Electoral Local 2017-2018 se llevarán a cabo el domingo 1 de julio de 2018.  Estas serán organizadas por el Organismo Público Local Electoral de Veracruz y el Instituto Nacional Electoral (INE) y en ellas se renovarán los titulares de los siguientes cargos de elección popular: Gobernador del Estado de Veracruz. Titular del Poder Ejecutivo estatal, electo para un periodo de seis años, sin posibilidad de reelección. 50 diputados estatales. 30 electos por mayoría relativa y 20 por el principio de representación proporcional, electos para un periodo de tres años, con posibilidad de reelección. Y la elección para Presidente de la Republica.

Pero la actividad en Veracruz, será  mucha, también se elegirá a tres senadores —miembros de la cámara alta; dos correspondientes a la mayoría relativa y uno otorgado a la primera minoría— electos para un periodo de seis años. Además de 20 diputados, uno menos en comparación con elecciones anteriores debido a la redistritación en el estado, todos  serán elegidos por mayoría relativa  y por cierto, para un periodo de tres años. Tanto senadores, como diputados, conformarán la LXIV Legislatura federal desde el 1 de septiembre de 2018.

Por eso no sorprende que todos los actores políticos se estén moviendo de acuerdo a sus intereses. En el Pan y el Prd, están cerrando filas para que el hijo del Gobernador Miguel Angel Yunes Linares, sea el candidato, en Morena si otra cosa no pasa será el hijo de Atanasio García Duran, y en el Pri, no queda otra más que arropar al peroteño Jose Yunes Zorrilla. Nadie, absolutamente nadie, puede jactarse de que tienen la victoria segura.

Es más, ni la alianza del gobierno actual. Los tropiezos de algunos funcionarios neófitos e inexpertos que fueron colocados en puestos claves, dan fe de ello. Los parcos resultados en el ámbito económico y en la generación de empleos, sin añadir que muchos fueron despedidos sin razón alguna, dejan un malestar en muchos ciudadanos. También en el partido de AMLO, no todo  es miel sobre hojuelas, su estructura no es tan sólida como parece, y la capitalización del descontento popular que supo canalizar en la elección pasada, ahora se dividirá entre Morena y el Pri.

En la cúpula priista estatal, seguramente tendrán que acatar el giño y el respaldo que trae el peroteño Pepe Yunes del centro del país. Considerado como el activo más valioso, y el único con los arrestos suficientes para recuperar la gubernatura, los grupos y tribus tricolores, incluidas las de Héctor Yunes,  tendrán que cerrar filas ante el senador peroteño.

Lo cierto es que los electores veracruzanos, tendrán la oportunidad de elegir a su presidente, senador, diputado y gobernador. De ellos  dependerá la victoria y la derrota de los candidatos. Tendrán que pensarlo bien, no sea que después venga el arrepentimiento, por haber votado erróneamente.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.