Felipe Calderón y Peña Nieto, por meter su cuchara, provocan crisis legislativa

Acuerdo
Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto FOTO: WEB

Los bien pagados senadores de la República deberían ser verdaderos representantes de los intereses de los mexicanos. Sin embargo, ya estando sentados en su curul, y contagiados por el ambiente de las prebendas y cañonazos a los que son sometidos, terminan siendo seducidos por el poder. Tal vez no todos, pero la gran mayoría busca sacar raja política de su cargo. La supuesta crisis legislativa por el nombramiento del Fiscal carnal, quien pomposamente se mueve en un Ferrari, tiene dos culpables. Y si usted piensa que es Ricardo Anaya o Ernesto Cordero, se equivoca.

Los culpables del desaseo legislativo es un expresidente panista que le encanta aliviar sus penas con wiski de la mejor calidad, y que está empecinado en que su mujer sea la próxima presidenta del país, y el otro, es un presidente disminuido, que busca a como dé lugar colocar a un “carnal” en el cargo, por si las moscas, llegara a ganar el líder de Morena y le quiera aplicar la voladora.

Así que la charada y mascarada de Margarita Zavala exigiendo la cabeza de Anaya, y por otro lado pegando sus jalones de orejas a los disidentes panistas, son parte de del show. Por cierto, después de la encerrona panista el día de ayer, no hay buenas noticias para la esposa de Calderón; al parecer, todos los candidatos tendrán que pasar por un filtro del Frente Nacional, compuesto por el PAN, PRD y MC, y ya después se verá quién es el bueno.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.