Salinas de Gortari, el gran titiritero, quiere a Meade Kuribreña como presidente de México

Salinas
Carlos Salinas de Gortari FOTO: WEB

No resulta descabellado pensar que atrás de la apertura a candidatos simpatizantes se encuentran los clanes más añejos y recalcitrantes del Grupo Atlacomulco. José Antonio Meade Kuribreña será el elegido que venga a cuidar y respaldar los intereses de los capos del dinero. Nadie duda que Carlos Salinas sigue siendo un poderoso referente de liderazgo y unidad en el PRI. De hecho, el propio presidente Peña guarda un profundo respeto a las directrices del capo mayor.

Nada se mueve en el PRI de Ochoa Reza sin antes no lo consultan con este siniestro personaje, donde por cierto, su sobrina, Claudia Ruiz Massieu, es secretaria de Organización. José Antonio Meade Kuribreña es uno de los suyos; las élites del poder lo ven con buenos ojos, lo mismo puede trabajar con panistas como con priistas. Es considerado uno de los artificies de la Reforma Fiscal y forma parte del círculo cercano a Carlos Salinas de Gortari.

Por tal razón, no sorprende que el propio Peña Nieto celebre el cambio de estatutos que permiten la posibilidad de que un simpatizante, y no necesariamente un militante, puedan optar a ser candidato a la presidencia, «nos abre a la sociedad», aseguró. Aunque en secreto, todos digan que el principal beneficiado de la decisión consensuada es el actual secretario de Hacienda. La duda que surge es, ¿se alinearán los grupos de poder dentro del PRI?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.