Su majestad, el simpatizante tricolor, José Antonio Meade Kuribreña

Meade
Josá Antonio Meade Kuribreña FOTO: WEB

Un amigo es un cuate, un camarada, un valedor que está dispuesto a jugársela con uno; unos oídos dispuestos a escuchar a la contraparte. Sin embargo, en la política un amigo es aquel que te va a ayudar a tapar los hoyos financieros o te va a cubrir las espaldas para que no pises la cárcel. Tal parece que Enrique Peña Nieto tiene ese mismo parecer. No quiere dejar cabos sueltos, no vaya a ser que, en una de esas, corra la misma suerte del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, a quien se le sigue un proceso por enriquecimiento ilícito.

Y es que en la asamblea nacional del PRI se decidió quitar todos los candados para que, no sólo los militantes sino también los simpatizantes puedan llegar a ocupar la silla que él dejara el año próximo. La supuesta corriente crítica del tricolor considera que esta acción sirve para allanar el terreno para que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que no tiene afiliación al tricolor, pueda ser candidato presidencial del PRI en 2018 sin la necesidad de militar en el partido.

Así que, no dude usted que la mano que mece la cuna desde Los Pinos ya tiene a su favorito, y éste es su majestad: José Antonio Meade Kuribreña.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.