Coatepec la tierra del garrote

Antorchistas
Vendedores ambulantes del Movimiento Antorchista golpean a inspectores de Comercio Municipal de Coatepec FOTO: YOUTUBE
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El apresuramiento es padre del fracaso.” – Herodoto.

Una vez más los comerciantes de Coatepec, sufren las actitudes cavernicolas de sus autoridades, el Pueblo Mágico volvío a ser testigo de la Ley del Garrote.

Y es que lo visto en un video transmitido en redes y en algunos noticieros este martes fue la muestra de la actitud retrograda que asumen sus autoridades municipales por su incapacidad negociadora o a su evidente interés por favorecer algunos sectores sociales.

Los agredidos comerciantes sufrieron las acciones de elementos de la Fuerza Civil al mando del comandante, Alfredo Leal Gamú, dejando como saldo 5 detenidos, entre ellos a un integrante del Movimiento Antorchista, José Luis Méndez Cardoso.

La acción se llevó a cabo por instrucciones del presidente municipal, Ricardo Palacios Torres, quien desde que tomó la administración local, ha llevado como bandera el desaparecer a los pequeños comerciante por no convenir a los intereses de los empresarios restauranteros y de más comercios bien establecidos, utilizando como escudo la denominación de Pueblo Mágico, sin importar la difícil situación por la que a traviesan las miles de familias ante la falta de empleos que se vive en el municipio y el estado.

En este sentido, el Movimiento Antorchista ha venido respaldando la lucha de los pequeños comerciantes, y ha buscado a través del dialogo y la concertación, una solución favorable tanto para el municipio como para las familias que realizan esta actividad económica en pequeña escala.

Quizá son pocas las organizaciones sociales comprometidas verdaderamente con el pueblo de México, y el Movimiento Antorchista es quizá la única a nivel nacional comprometida en verdad con las causas justas.

Lo ocurrido no es un asunto de momento o desconocido, es producto de muchas reuniones sostenidas con el alcalde, Ricardo Palacios Torres, mismo que incluso el asunto se llevó a instancias del gobierno del estado, en este caso ante la secretaría de gobierno donde despacha el Lic. Rogelio Franco Castán.

En otras reuniones con el Director de Política Regional, Lic. Sergio Cadena Martínez y el mismo asesor del Secretario de Gobierno, Lic. Juan Carlos Hernández Mena, han intervenido mostrando su disposición al diálogo, pero el alcalde Palacios le vale madre.

Los acuerdos entre ellos se han tomado, dotar de un espacio para que los pequeños comerciantes puedan desarrollar sus actividades, no solo para los comerciantes adheridos al Movimiento Antorchista, sino también para las distintas organizaciones de comerciantes, han sido el tema, la respuesta el garrote por delante.

Ante la falta de cumplimiento en los acuerdos las autoridades municipales han dejado en libertad que otras organizaciones desarrollen su actividad comercial sin problema alguno, al contrario, con todo el respaldo de la Dirección de Comercio Municipal y la misma Fuerza Civil.

Hoy en día, los humildes comerciantes de este pueblo mágico no solo tienen que luchar por conseguir que llevar para alimentar a sus familias, sino también, luchar en contra de la injusticia con la que gobierna el señor, Ricardo Palacios Torres. Al igual que con la fuerza pública quienes se entiende están para salvaguardar la integridad física de los ciudadanos, al contrario, se deja ver que están para respaldar las acciones del alcalde, golpeando y encarcelando a quienes de manera honrada buscan el sustento familiar.

Las acciones de la fuerza pública nuevamente dejan ver como el gobierno del estado como municipal, atropellan los derechos de las familias trabajadoras, pero no solo eso, ahí están los atropellos a la libre organización y petición, y que ha llevado a que se reprima a varias organizaciones de campesinos, maestros, pensionados, estudiantes y de más sectores, por el solo hecho de pedir se resuelvan sus demandan de obras y servicios que den mejores condiciones de vida a los veracruzanos.

La represión de la fuerza pública hacía las familias humildes, no es otra cosa más que, gobernar con el garrote en la mano y eso señores son asuntos de las cavernas, esperemos los consensos y los acuerdos, por el bien de Coatepec y de Veracruz.. 

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Llamó mi atención esto:
    “Una vez más los comerciantes de Coatepec, sufren las actitudes cavernícolas de sus autoridades”, ” la muestra de la actitud retrograda que asumen sus autoridades municipales por su incapacidad negociadora”.

    Vaya redacción de éste artículo, no sé si el autor no sea de Coatepec o simplemente es un ignorante referente a la situación, en esta nota ponen al gobierno municipal como el OGRO de la historia cuando solo está cumpliendo con su trabajo, aunque no digo que de la mejor forma.

    En el artículo ponen como víctimas a éstos pequeños comerciantes a los que describe como familias que ante la falta de empleos tratan de salir adelante, mismos que el gobierno municipal retira mediante el uso de la fuerza por no convenir a los intereses de empresarios restauranteros y comerciantes establecidos.

    Lo que no dice es que con éstas personas no se puede negociar, tengo entendido que los pretendían mover a una plaza en la cual podrían realizar la venta de sus productos, pero se negaron con la escusa de que no va la gente y no venden, por ello insisten en colocarse en la zona del mercado.

    El problema aquí no es la actividad de los vendedores, al contrario está bien, se ganan la vida honradamente y eso se respeta, lo que está mal es que NO PUEDEN PONER SUS PUESTOS EN VÍA PÚBLICA y menos en pleno centro de la ciudad, ignorando el hecho de que no son comerciantes legalmente establecidos, simplemente están fuera de lugar, las banquetas son para los peatones y éstos vendedores deverdad que estorban, nos obligan a caminar por la calle porque por la banqueta de plano no se puede avanzar ya que entre vendedores y compradores obstaculizan el paso y por ello tienen forzosamente que ser retirados.

    El gobierno tiene que quitarlos, se entiende que la situación es difícil para esas familias pero no es el lugar idóneo para que se ubiquen, está claramente prohibido poner puestos ambulantes en vía pública, no sé por qué se quejan de que los quiten, y si se usa la fuerza es porque no se dejan, de una u otra forma alguien debe de hacerlo.

    Otra forma de resolver el problema es no comprándoles sus productos, nosotros mismos somos parte del problema, NO LES COMPREN, así de sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.