Dice Chávez Jr. que su mala pelea se debió a que dejó de comer una semana antes; Chávez padre dice: «Ya dejen de chingar a mi hijo»

Julio César Chávez Jr. y Julio César Chavez FOTO: LA OPINIÓN

Pobrecito de Julio César Chávez Jr., ya no sabe ni cómo justificar su mala actuación. Ahora sale a decir que una semana antes dejó de comer para poder dar el peso. ¿Pues qué le avisaron con sólo siete días de anticipación que iba a pelear contra el Canelo en una categoría de peso menor?

Chávez Jr. tuvo suficiente tiempo para prepararse, que todo lo haya dejado para la última semana es error de él y de los que lo manejan. Dice que la del sábado fue la peor pelea de su vida, pero que no se retira, que va a seguir entrenando con Nacho Beristain.

Por su parte Julio César Chávez padre ya mandó mensaje en Twitter para que dejen de «estar chingando» a su hijo, pues pocos saben el sacrificio de bajar de peso. Seguro al rato van a querer la revancha, para llevarse otros tantos millones de dólares de los incautos. Pero está vez que pida Chávez padre como condición que el que suba de categoría y de peso sea el Canelo, así para que su retoño no tenga que pasar otra vez por el mismo sacrificio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.