Para Morena, ¿soy parte del pueblo bueno?

Morena
Morena
- en Opinión

Jorge Flores Martínez / En la columna anterior tuve la osadía de criticar a Andrés Manuel López Obrador, y digo que tuve la osadía, por la serie de insultos que los morenistas publicaron en mi contra por el solo acto de opinar en relación al Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 de AMLO. Debo aclarar que, en todo el texto no existe un solo insulto, se trata de un punto vista, el mío.

En los comentarios recibidos me acusan de ser pagado por el PRIAN o, simplemente, de ser un pobre imbécil sin el criterio suficiente para entender a su líder; puedo asegurar que la enorme mayoría de los agresores no se ha tomado la molestia de leer el Proyecto Alternativo de su líder.

Puede ser que en mis columnas no mencione que Felipe Calderón es alcohólico, y no lo he hecho porque no me consta y por supuesto porque no me interesa y no lo creo, es posible que su molestia sea por no culpar a Calderón de los miles de muertos ocasionados por la guerra contra la delincuencia y eso es porque considero que la violencia que sufrimos todos los mexicanos, es ocasionada por una descomposición social y política que va más allá de lo que quiera o disponga el presidente en turno, dudo que el propio AMLO sea capaz de solucionarlo solo con amor.

Se me ocurre que me digan prianista por no atacar a Miguel Ángel Yunes como los morenistas creen que es debido o por lo menos como lo esperan; pero, es que en, apenas, poco más de 120 días de gobierno es poco lo que se puede comentar, y eso, en su momento lo he señalado.

También su molestia puede ser porque no escribo sobre la corrupción de Enrique Peña Nieto, pero es que no toman en cuenta que tan solo soy un ciudadano de provincia y mis intereses siempre estarán en mi pequeña aldea.

Si soy tan aldeano ¿por qué entonces porque escribo sobre AMLO? Pues porque él tiene el mal tino de meterse en Veracruz y lo hace porque encuentra en nuestro estado el botín político que necesita para llegar a la presidencia, así que, el que se lleva se aguanta. Además no se puede pasar por alto, que durante el proceso electoral del 2016 fue evidente su postura de no atacar en nada a la fidelidad-próspera, ni de hacer una tímida declaración al respecto.

He escrito desde hace unos años sobre Fidel Herrera, Javier Duarte y todos los fieles-prósperos que en mala hora dirigieron el destino de Veracruz, y en ningún momento he recibido, ni recibí comentarios ofensivos o amenazantes, seguramente porque ni siquiera tenían idea de mi existencia o no les representaba mayor problema.

Hace unas semanas, escribí sobre los supuestos actos de corrupción en SESVER y, debo mencionar que tan solo recibí un comentario donde me aseguraban que en su momento todo se aclararía de manera adecuada, por cierto, sigo esperando. Pero no me insultaron, ni mucho menos me amenazaron, reitero, lo más seguro es que simplemente ni siquiera les interese lo que pienso.

Pero escribo una opinión que no favorece a AMLO o a Morena y todos sus seguidores no dudan por un momento en el insulto. Cosa que me parece estupenda, ya que cuando los argumentos son insuficientes, es el momento del insulto y la provocación.

Lo mejor del caso, es que ni siquiera mencioné a la diputada y su sobre de 500 mil pesos, porque me pareció y me parece una corrientada de las dos partes, la que recibe corruptamente dos veces una “aportación” y la que burdamente le tiende una trampa, que en su vulgaridad y obviedad define a su verdadero autor; tampoco hice referencia del supuesto apoyo de Javier Duarte a AMLO, por la sencilla razón que no han presentado más que dichos y muchos de éstos sin sustento real, aunque debo de reconocer que siempre me pareció muy manipulado el conflicto de la presa Yuribia y de los otros supuestos, pues se basan en las declaraciones de un ex candidato del PRI, quien nunca presentó alguna prueba contundente.

Me complacen los que me insultan, pero no deja de preocuparme que se esté gestando en México una corriente política basada en el odio, en la destrucción de todo, en la polarización del pueblo bueno contra el pueblo malo, y en la confrontación de los que creen que tienen la verdad contra los infieles no creyentes.

Lo que me intranquiliza, es que no tengo claro que soy para los morenistas, ¿soy parte del pueblo bueno o del malo?, supongo que para estar en el corral del pueblo bueno, deberé asumir que no puedo, bajo ningún pretexto, criticar al líder, no tendré permitido pensar diferente, mi criterio estará normado por la línea que el partido considere adecuada y los odios y amores serán determinados por el consejo amoroso del partido.

Si por el contrario, soy parte del pueblo malo, perteneceré a la oligarquía que ha gobernado al país, seré parte de la mafia del poder que ha traicionado a México y, miembro del PRIAN y sus inconfesables actos corruptos que han empobrecido al pueblo.

No pienso ser parte del pueblo bueno, porque no estoy dispuesto a venderme por una promesa que estoy seguro que en caso de ganar, no se cumplirá. Estoy listo para que me consideren parte del pueblo malo, aunque nunca he gobernado, ni en mi casa, no he traicionado a mi país y no he empobrecido a nadie.

Ahora, solo es cuestión de preguntarnos, si para Morena somos parte del pueblo bueno o del malo y asumir las consecuencias de nuestros actos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Eres parte del pueblo bueno mi Yorch…sólo que macuarros hay en todos lados y la i2quierda si algo le caracteri2a en México es su carácter rijoso e iracundo antes que conciliador…por eso hasta ahora no ha podido acceder al poder ejecutivo,entre otras circunstancias…y que los peje2ombies entiendan que un crítico es el mejor amigo y que “peor es la indiferencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.