El PRI exige que se aplique todo el peso de la ley contra JD; ¡mejor cierren el hocico!

Enrique Ochoa Reza FOTO: WEB

Los que se deberían quedar callados sobre la detención de Javier Duarte son los priistas. El PRI se convirtió en los últimos años, en el más grande refugio de ladrones y funcionarios vinculados al crimen organizado.

Ellos, junto con su presidente, protegieron a Humberto Moreira a tal grado que el señor se atreve a demandar a quienes manchen su “honor”; el PRI cobijó a Yarrington y hasta guardias le puso para que lo custodiaran; el PRI protegió a César Duarte y a Rodrigo Medina; el PRI todavía protege a Manlio Fabio Beltrones, el PRI protegió y alentó a Javier Duarte a tal grado que el tipo robó a mansalva, sin ponerse a pensar en las consecuencias.

Ahora el PRI, en voz de su presidente, envuelto en escándalos de corrupción, pide que se aplique todo el peso de la ley en contra de quien mantuvieron tanto tiempo protegido. ¡Cuánto descaro! ¡Cuánta poca madre en tanta gente cínica! Pero hoy es Javier Duarte, esperemos que mañana sean ellos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.