Las encuestas, instrumento de manipulación; ¿para qué seguir publicándolas? Pues para seguir engañando incautos

Encuestas
Encuestas (imagen ilustrativa) FOTO: VANGUARDIA

Sólo para que se den cuenta del manejo arbitrario y tendencioso de las encuestas va este ejemplo. Hace unos días El Financiero publicó una encuesta en la que, según ellos, «se registra que de febrero a marzo Margarita Zavala creció de 27 a 32 por ciento; que López Obrador cayó de 33 a 29 por ciento; Miguel Ángel Osorio Chong aumentó de 20 a 27 por ciento».

El Financiero se ufana de sus resultados, que están muy lejos de los resultados del resto de las encuestas. Para El Financiero hay, por decir así, un empate técnico tomando en cuenta el margen de error; todos están entre 29% y 27 %. El día de hoy el periódico El Universal donde se muestran otros resultados. AMLO con 33%, Zavala con 27% y Osorio con 13%.

En la encuesta en el Estado de México los resultados de El Financiero favorecen a Alfredo del Mazo cuando en todas las encuestas que antes de ésta se habían publicado, la maestra Delfina de Morena va en primer lugar. Las encuestas ya han demostrado su ineficacia; las encuestas han demostrado que son un instrumento de manipulación, que favorece a quien la paga. Entonces, ¿para qué seguir publicándolas? Pues para seguir engañando incautos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.