Las huestes de Bonifacio Aguilar

Atzompa
Pobladores del municipio de Soledad Atzompa bloquearon los dos carriles de la calle de Enríquez, frente al Palacio de Gobierno porque el secretario de Seguridad Pública del estado de Veracruz, Jaime Téllez Marié le giro un oficio al presidente municipal donde informa que ya no podrá seguir pagando el Gobierno del estado a los 26 policías municipales de este municipio FOTO: AMBROSIO PABLO
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aun lo que decimos.” – Schopenhauer.

Este lunes el Gobierno del Estado que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares debió aplicar una máxima citada por el presidente Adolfo López Mateos que advierte que “la política debe hacerse con sesos. Pero si a los sesos les ponemos huevos, son más sabrosos”.

Y es que una vez más las huestes del alcalde de Soledad Atzompa, Bonifacio Aguilar Linda exhibieron que cuando se trata de negociar, las negativas, simplemente no están consideradas en su presupuesto de negociación.

De esta manera, el considerado presidente municipal más reaccionario de los 212 alcaldes veracruzanos, aplicó la misma acción a través de sus seguidores que le aplicó en su momento a Javier Duarte –hoy prófugo- en incluso al mismo gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, la reacción violenta como forma de lograr sus objetivos.

A este personaje que en su formación se habría adentrado en la filosofía misma de los egresados de la Escuela Normal “Isidro Burgos” de Ayotzinapan en Guerrero, la cual debió dejar para seguir su sueño, de convertirse en defensor de las causas indígenas, recorrió mundo, logrando por necesidad tener que emprender un largo viaje que lo llevó hasta Nueva York donde comprendió que las vejaciones e humillaciones contra su pueblo se dan tanto en casa, como en el extranjero.

Tras un paso fugaz por el Partido del Trabajo, su futuro lo llevó a ser candidato por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) mismo que los hizo alcalde con el apoyo de los habitantes de su pueblo.

Hablante original del Nahuatl, aprendió a expresarse en castellano y por necesidad debió aprender a defenderse en inglés, y algunas cosas del francés para atender a los comensales que asistían a los restaurantes donde laboró en los Estados Unidos.

La más reciente disputa que concluyó con el desalojo de sus simpatizantes de la avenida Enríquez en el primer cuadro de Xalapa, responde más a la urgente intervención del estado en asuntos de seguridad, misma que se ha visto rebasado por los grupos criminales que se desplazan por todo el estado sin que la autoridad tanto federal como estatal puedan contrarrestarlo.

Así la tarde de este lunes, en cumplimiento a lo que mandata la misma Constitución General de la República, respecto a que no se puede violentar el libre tránsito de los ciudadanos, tomo la calle principal de la ciudad capital en su afán retador, a lo que el gobierno estatal -ante el rompimiento del dialogo- aplicó la ley apegado a derecho.

La pregunta queda en el aire, ¿cómo es posible que esta crisis ocurra, cuando se supondría que, los expertos en la negociación política sabían de ante mano de la llegada de este grupo?, ¿acaso será que alguien pretende seguir empantanándole el escenario estatal al gobernador Yunes?, ¿Quién responderá a la urgente necesidad de mitigar el tema de la seguridad que agobia a todas las regiones del estado?

Lo cierto es que las huestes de Bonifacio Aguilar desde Soledad Atzompa demostraron la fragilidad con que se sostiene el gobierno estatal, ante la nula capacidad de los operadores políticos en la región para desarticular medidas de esta índole.

A ver si al rato no se le prepara su juicio de procedencia al alcalde, aludiendo algún tipo de delito, de esos que en la Fiscalía General del Estado tiene preparados bajo el tintero.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.