El Fiscal mareado

Winckler
Xalapa, Ver. Jorge Winckler Ortiz FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“No me da vergüenza confesar que soy ignorante de lo que no sé.” – Cicerón.

El ejercicio de la función pública es sin temor a equivocarme la forma más acabada de servir a la sociedad. Una sociedad urgida de resultados, ante la avasallante avance del crimen organizado y una constante corrupción insertada en el ADN de los funcionarios públicos mexicanos.

Cuantas veces no ha escuchado usted, el reclamo, el reproche, la queja de cientos, quizá miles de ciudadanos que deben por necesidad tener que recurrir a una agencia del ministerio público a presentar alguna denuncia por delitos del fuero común, al ser víctimas de este cáncer que representa la inseguridad.

Pero lo grave de este asunto, a escasos 121 días de la presente administración estatal es toparnos con el hecho de el actual titular de la Fiscalía General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, ni sufre, ni se acongoja, por el contrario, todo parece indicar que se marea, como resultado de ese alcanzar un peldaño dentro del gobierno del estado, ese peldaño que se lo da un simple ladrillo, que lo hizo convertirse en un funcionario con los pies de barro.

Quizá una de estas razones por las que los funcionarios sufren esa hecatombe que trastoca su sentido de la realidad, provocándoles obnubilación en su proceder, tenga explicación en lo señalado por el propio Giovanni Sartori, al definir cuál es el estado actual de la ciencia política.

Sartori afirma la ciencia política “perdió el rumbo, hoy camina con pies de barro”, está herida de muerte porque es víctima de sus excesos empiristas y cientificistas que la han alejado de la macropolítica y no pueden tender puentes con la filosofía prescriptiva. La perspectiva de la “calidad de la democracia” según el autor, es sólo un ejemplo de su ocaso.

Para desgracia del responsable de la FGE, hoy cerca de ocho millones de veracruzanos le observan y cuestionan su proceder.

Así y sin empacho, el fiscal Winckler ya acumula el rechazo de grupos de desaparecidos con los cuales no ha tenido la gentileza para poder recibirles de manera individual, es decir, lo que grupos como el Colectivo Solecito reclaman es de mostrar ese tacto elemental que se debería exhibir cuando se está frente a las madres de estos desaparecidos, quienes solo claman por alcanzar justicia.

Aunado a ello, la cantidad de muertos que comienzan a salírsele del closet es por demás alarmante. Lo que podría tipificarse como una especie de genocidio, matanza selectiva, que amenaza en convertirse en el inicio del fin para la presente administración y que tarde o temprano será atraído por instancias internacionales, ante el nublado criterio de su fiscal, que no alcanza a vislumbrar lo gravoso que representa el tener cientos de fosas repartidas por el territorio veracruzano, con miles de personas desaparecidas, sin que  nada, ni nadie esclarezca los casos, sus orígenes etc.

Cuestionado por la prensa local ante su negativa a declararle a los medios estatales, experto en el manejo arrogante de la información otorgada solo a quienes a él, le interesa informar, son una muestra más de como un personaje puede echar a perder la buena imagen o intensión de un gobierno, en su afán por convertirse en protagonista de la historia.

Entenderá Jorge Winckler que ha llegado el momento para actuar como un verdadero fiscal, y no como un actor secundario en una obra en donde el protagonista principal se llama Miguel Ángel Yunes y ostenta el cargo de gobernador del Estado, o seguirá orgulloso de su nuevo encargo al convertirse en “el fiscal que se mareo”.

Sextante.

Una vez más quedó de manifiesto que cuando se trabaja con ahínco todo se puede lograr, la puesta en operación del Puente de la Juventud –o puente ciclopeatonal de la Usbi- permite medir el extraordinario desempeño del gobierno municipal de Xalapa, que encabeza su presidente Américo Zúñiga Martínez.

El desprecio recibido por parte de un grupúsculo de habitantes de la Avenida Úrsulo Galván que rechazaron la realización de un mega proyecto como era la reconversión y mejoramiento de su vialidad en espacios más dignos para hacer un corredor turístico, hoy lo agradecen miles de estudiantes, padres de familia, maestros y ciudadanos de la capital.

Es tan cierto el buen trabajo realizado en cientos de colonias de la capital, que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares le ofreció el reconocimiento público a tan importante obra, al asegurar que la misma, es la muestra de un buen gobierno.

Bienvenidas más y más obras de esta magnitud, que buscan mejorar la movilidad de la ciudad.

De seguir así, Zúñiga Martínez va que chuta por la candidatura al Senado de la Republica.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.