No dimensiona Yunes Landa el desastre que dejó Javier Duarte

Pensionados
Héctor Yunes Landa FOTO: WEB

Al parecer, el senador Héctor Yunes Landa no es capaz de dimensionar el desastre que dejó Javier Duarte en Veracruz. Habría que recordarle al senador que Javier Duarte ha sido nominado al récord Guinness como uno de los peores gobernantes del planeta, sólo comparado con los mandatarios de Senegal o de Zaire. Su gestión no tiene comparación en la historia reciente de Veracruz ni de México. Los grados de corrupción a los que llegó Duarte hacen ver como un colegial a Ulises Ruiz o al “Góber precioso” Mario Marín.

Su criminalidad no se asemeja a la de Moreira ni a la de Rodrigo Medina. Su cinismo supera al de Calderón y Diego Fernández de Cevallos. El monto del saqueo que llevó Duarte y su banda de ladrones es inmenso, supera las decenas de miles de millones de pesos; dinero que por cierto nunca se podrá recuperar. El daño que Javier Duarte ocasionó a la sociedad veracruzana fue como si cada mes, durante seis años, un huracán hubiera devastado el norte, centro y sur de Veracruz. En este sexenio infame Veracruz vivió en estado de alerta, en una contingencia permanente.

A todo eso hay que sumar los crímenes que se llevaron a cabo en Veracruz. Las bandas de delincuentes trabajaron a su gusto por todo el estado. La protección que Arturo Bermúdez Zurita proporcionaba a estas bandas de delincuentes, le permitió acumular una enorme fortuna. Millones y millones de pesos que salían de las extorsiones, secuestros y permisos para traficar drogas, así como el tráfico de indocumentados y la trata de blancas. No se equivoca quien dice que Duarte gobernó como un criminal.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.