Al fiel estilo priista, en bloque, sin cortapisas, Morena dice no a la restructuración de la deuda

Oposición
Xalapa, Ver. Congreso del Estado de Veracruz FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER

Al fiel estilo priista, en bloque, sin cortapisas, los diputados de la bancada morenista cumplen la orden del de Macuspana, Tabasco. Ningún voto para la restructuración de la deuda en Veracruz. Es una verdadera lástima que se adopte una actitud de cerrazón y estreches de miras por parte de diputados que se podrían manejar y decidir individualmente.

El manual del dogmatismo doctrinario impuesto por el dueño de Morena puede traer consecuencias. Sus representados en sus distritos esperan propuestas y acciones que acarreen beneficios duraderos, no actitudes cuadradas y cerradas que sólo beneficien a la tribu morenista.

Es muy cierto que la militancia de Morena, incluidos los diputados del actual Congreso local, buscan el posicionamiento del proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, esas posturas uniformes y centralistas sólo restan autoridad a los actuales diputados morenistas.

Con su postura están mandando un claro mensaje a la sociedad veracruzana, un mensaje que dice que en Morena no se mueve un solo papel sin el consentimiento de AMLO. Además, con el desaguisado que han ocasionado Manuel Huerta y Rocío Nahle con las imposiciones de sus más allegados a las candidaturas municipales, han provocado a las bases de los militantes de Morena, y eso puede tener un precio muy caro.

Se les olvida que meses atrás AMLO declaró que, para ser candidato de Morena en Veracruz, no habría cabida para los barberos ni lambiscones. Eso dijo el mero-mero de Regeneración Nacional, sólo que a Manuel Huerta y a Rocío Nahle esa declaración les valió un soberano cacahuate.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.