¿Cómo se podía ser leal a un sujeto como Javier Duarte?

Xalapa, Ver.- El gobernador Javier Duarte de Ochoa FOTO: PATTY BARRADAS/FOTOVER
- en Opinión

«Piel en el interés de piel, y todo lo que el hombre tiene lo dará en el interés de su alma», esas fueron las palabras de Satanás refiriéndose al fiel Job, a quien acusaba de estar sirviendo al Dios verdadero sólo por puro interés. Job mantuvo su integridad, porque era justo, temeroso de Dios y apartado del mal. La integridad es una virtud que muy pocos pueden presumir. Una persona íntegra es fiel a sus principios, entre ellos el principio de lealtad. Una persona leal no vende a su amigo, a su socio, a su hermano.

En política no existen las lealtades, los intereses siempre estarán por encima de los principios. Tampoco se puede ser leal a una persona como Javier Duarte. El exgobernador prófugo no hizo amigos entre las personas con quienes compartió el poder. No supo hacer amigos, porque la amistad se basa en reciprocidad y en lealtad. Duarte en su paso por la función pública sólo hizo cómplices, gente ávida que como él sólo buscaba el dinero fácil, el poder fatuo y la ganancia a como dé lugar.

Duarte dejó que sus cómplices se enriquecieran, siempre y cuando a él no le dijeran nada, siempre y cuando lo dejaran comer hasta el hartazgo; siempre y cuando lo dejaran saciar su sed de oro. Por supuesto que sus cómplices conocían la magnitud del saqueo, por supuesto que sabían que tarde temprano saldría a la luz cuánto había robado Javier Duarte y cuánto habían robado ellos. Esperaban que el próximo gobierno fuera priista para poder negociar con más facilidad impunidad. Pero el mundo se vino encima a muchos, no a todos, cuando el gobierno quedó en manos de Miguel Ángel Yunes Linares. A partir de ese momento empezaron las deslealtades. ¿Cómo se podía ser leal a un sujeto como Javier Duarte?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.