Policía perdió un ojo y no lo quieren indemnizar

Policía
El policía Manuel Enrique Pérez Sánchez perdió el ojo en el cumplimiento de su deber. Desde 2014, pelea su indemnización y prótesis FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. El policía Manuel Enrique Pérez Sánchez perdió el ojo en el cumplimiento de su deber. Desde 2014, pelea su indemnización y prótesis.

Era subcomandante de la Policía de Moloacán. El 7 de enero de 2009, en los recorridos rutinarios, le tocó enfrentarse a balazos contra delincuentes. Dos de sus compañeros perdieron la vida y una bala lo alcanzó.

Cinco años después fue despedido de la corporación porque su discapacidad le impedía desempeñar su función.

«No me han cumplido con nada, ni con la indemnización, ni con la pensión. ¡Ya basta!, hoy requiero un peso de ustedes para tomar un vaso con agua, hoy estoy peleando mi derecho, pero ¡ya basta de tangos gobiernos que me han engañado!».

A sus 52 años continúa manifestándose en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada, sin temor a ser desalojado por este gobierno “represor”.

«No tengo ni seguro social, no tengo nada, si me duele la cabeza voy a la farmacia a comprarme un mejoral, si me pasa otra cosa más grande, voy a ver quién me apoya», relata frente a Palacio de Gobierno.

Dedicó 24 años y medio de su vida a atrapar maleantes e intentar aplicar la ley, portando un uniforme, una placa y armas de fuego.

El expolicía está dispuesto a cerrar calles y avenidas para que el actual gobierno panista cumpla con sus obligaciones y atienda sus peticiones.

«Como en mi país existe libertad de expresión, en breves momentos voy a ocupar el acceso y hacer más presión».

Manuel Enrique portaba su antiguo uniforme azul claro, cartulinas donde se leía «gobierno municipal de Moloacán del PRI, corrupción» y páginas de periódicos, publicaron el enfrentamiento donde perdió su ojo.

Además, colocó un bote sobre la plaza pública y pidió un peso a los ciudadanos que pasaban por el lugar, para comprarse algo de comer y beber.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.