Investigadores piden al Senado mayor protección a la población de guacamayas en Veracruz

- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. La población de guacamayas en Veracruz redujo al 87 por ciento en las últimas dos décadas. Y cada vez, estas especies están más amenazadas por las actividades industriales.

Por estas afectaciones ecológicas, académicos e investigadores exigen al Senado de la República protejan a las especies en peligro de extinción.

Además de esta situación, se suma la iniciativa presentada por la Senadora del Partido Verde, Ninfa Salinas quien propone la desprotección de pericos y guacamayas al derogar el artículo 60 bis.

Este refiere a la actual Ley Federal de Vida Silvestre que fue añadida en 2008 y que pretende derogar y proteger a estas especies que han perdido su hábitat en un 45 al 87 por ciento.

Y con el decreto de la Senadora la finalidad es venderlos y darlos a “proyectos productivos” supuestamente para evitar que sigan traficándose.

Para defender a estas aves, académicos de diez instituciones se pronunciaron contra la desprotección y han reunido 132 firmas para enviarlas a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado de la República.

En la zona de Los Tuxtlas en Veracruz, la extracción de la roca basáltica es otro de los peligros para las guacamayas y pericos porque fragmentará el hábitat y reducen las tazas de reproducción.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.