El resurgimiento del PRD

PRD
Partido de la Revolución Democrática (PRD) FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“Frente a la resurrección se hallan nuestras respuestas.” – Roger de Taizé.

Cuando Salvador Díaz Mirón escribió los versos de su magnífico poema “A Gloria”, jamás se imaginó que con el paso de los años, sus cuartetos aplicarían con sorprendente asombro en la realidad que vive su amado Veracruz, al menos, lo que enfrenta un partido político al que bien le aplica aquella estrofa que refería: “Los claros timbres de que estoy ufano, han de salir de la calumnia ilesos. Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!”.

Pareciera que en el Partido del Sol Azteca, las penumbras que en antaño les esbozaron las manchas que tiñeron de derrota su plumaje, hoy tuvieran una suerte de esas aves que tan poéticamente refería Díaz Mirón, pues cruzaron el pantano y no se mancharon tras el triunfo histórico que llevará a la Coalición “Unidos para Rescatar Veracruz” a alzarse con la victoria y por ende a ser gobierno de la mano de Miguel Ángel Yunes Linares.

Es por ello, que hoy sorprende, que las inmensas expresiones de apoyo y respaldo que en antaño se mostraban por precandidatos y candidatos que registraban su intensión ante el instituto político en el poder, abarrotando sus instalaciones y calles aledañas en Ruiz Cortines y Francisco Moreno, de la colonia Represa del Carmen, han cambiado de domicilio, atrás quedaron las porras en favor del PRI, el barrio se muestra desierto, vació, sin esbozo de interese por parte de la militancia.

Ahora las pasiones políticas tienen un nuevo frente, uno que parecía según expresaban los super expertos apenas hace 12 meses que hasta el registro perdería, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) es la baraja de cambio, ahora todos quieren portar sus colores, al menos, eso fue lo que se exhibió este fin de semana, en la capital del estado.

Con el cierre en el registro de precandidatos a las alcaldías, el PRD mostró ese nuevo rostro, ese nuevo interés por los que aspiran y suspiran, para ser por sus colores como abanderen las causas de los veracruzanos.

Y aun cuando todas sus expresiones como Alternativa Democrática Nacional (ADN), Democracia Social, Foro Nuevo Sol, Frente Patria Digna, Fuerza Democrática, Izquierda Democrática Nacional (IDN), Izquierda Social (IS), Movimiento Cívico, Movimiento por la Democracia, Vanguardia Progresista, Nueva Izquierda, Red de Izquierda Revolucionaria, Red por la Unidad Nacional de las Izquierdas (RUNI), Unidad y Renovación (UNyR), Unión de Colonias Populares (UCP), se han puesto de acuerdo, aún quedan en la memoria a todos los que en su momento descalificaron y señalaron que el partido estaba condenado a la extinción.

Ahora pareciera que en el olvido quedaron los años de las pésimas dirigencias, esas que solo aprendieron a ser comparsas, esas que solo sabían de negociación con el gobernador en turno, para de ser posible, garantizar los triunfos aplastantes que resultaban hasta absurdos, que hacían pensar que el sistema democrático de nuestro país, era una mera suerte de simulación, para mantener a esa casta de individuos que se dicen políticos, pero que en el fondo actuaban como carroñeros del poder político.

Tras la dirigencia por segunda ocasión de Rogelio Franco Castán, -hoy secretario de Gobierno, y al que todos sus malquerientes le atizan una hoy y otra mañana, en ese afán simplón de ver que sacan-, quien sin miramientos, estimó y valoró que continuar haciendo el rol de partido acompañante no garantizaría en lo absoluto el porvenir del PRD en la entidad, optó mejor por jugársela en una apuesta a la que pocos, muy pocos, le apostaron si quiera un tostón.

Con el resurgimiento del Sol Azteca, quien de la mano de su nuevo dirigente Jesús Velázquez Flores, comienza a caminar, aunado al reacomodo de las fuerzas políticas en la entidad, el partido que más posibilidades de crecimiento podría exhibir fue es el PRD, ante la inminente llegada de Morena, quien llegó para quedarse.

Hoy nos cuestionamos, donde están aquellos que tanto critican y que en su momento no hicieron nada, que no obtuvieron resultados favorables, que no pudieron darle si quiera una respetuosa presencia al partido, hoy, actuando en las sombras, solo se dedican a acusar y desacreditar, lo que ellos, no supieron valorar.

La evidencia del nuevo resurgimiento del PRD, la dan los dos contendientes por Xalapa, uno empresario, Nicanor Moreira Ruiz, quien con un sequito de priistas arrepentidos pretende encabezar el esfuerzo por transformar a Xalapa en un nuevo polo de desarrollo, pues le ha dedicado ya un buen tiempo a caminar la capital.

Por el otro, una mujer, madre de familia, proveniente de una familia dedicada a los medios de comunicación, como lo es Ana Miriam Ferraez quien incursiona por primera vez en política en su afán de transformar a la ciudad en un espacio en el que entre todos, las cosas se vuelvan realidad.

Habrá que seguir de cerca a ambos, pues lo cierto es que la disputa por la candidatura se muestra reñida y de pronóstico reservado, confirmando que el resurgimiento del PRD es una realidad, que no se puede negar.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.