La investigación de José Narro Robles sobre el uso de quimios falsas, tiene un tufo priista

Corrupción
José Ramón Narro Robles FOTO: OMNIA

La cercanía de José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud federal y principal encargado de la investigación sobre medicamentos hechizos contra el cáncer, en las administraciones de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, los dos ex gobernadores de origen priista, miembros de la élite tricolor, comienza a levantar serias dudas y sospechas sobre la imparcialidad de dicha investigación.

Anunciar el resultado de que no había suficientes pruebas sobre el uso de agua destilada en enfermos de cáncer, sin haber terminado oficialmente la investigación, levanta sospechas. Es cierto que la Secretaría de Salud federal prepara cuatro denuncias, adicionales a las 18 ya presentadas hasta ahora por el tema de las irregularidades en el manejo de medicamentos en Veracruz, pero eso no es suficiente para exculpar a la dupla Herrera-Duarte.

Por otro lado, Narro Robles instó al gobierno de Veracruz para que «con toda honestidad» se presenten evidencias de las acusaciones sobre la supuesta aplicación de quimioterapias falsas en ese estado. «Cuando se dice que a alguien se le ha inyectado agua destilada en vez de una quimioterapia, que por favor nos digan en dónde está esta evidencia, dónde está esa prueba, dónde está esa persona o quién fue el que hizo una atrocidad de esa naturaleza, eso está en desarrollo», indicó Narro Robles.

En respuesta, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ha dicho que tienen tres evidencias. Una data del mes de julio de 2010, «cuando Grupo Roche dijo que el medicamento que le habían enviado avastin (medicamento contra el cáncer) no era un medicamento, que no contenía el principio activo».

Otra evidencia, dijo Yunes, es de octubre de 2011, cuando «se descubrieron 35 ámpulas del mismo medicamento, de las cuales 14 se envían a analizar en Roche, y Roche dice lo mismo: que no contenían el principio activo».

Y la tercera evidencia, según el dicho de Yunes, es del 16 de agosto de 2012, «cuando se volvieron a descubrir medicamentos falsificados». Pues mientras son peras o son manzanas, el Tío Fide busca ampararse para no irle a hacer compañía a Pacho a su carnal César del Ángel, líder de los 400 “cueros”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.