¡Ni Obama ganó, lo que Cesar del Ángel!

César
Xalapa, Ver. César del Ángel, líder de los 400 Pueblos FOTO: GUSTAVO MARIO CID/FOTOVER
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El egoísmo social es un comienzo de sepulcro.” – Víctor Hugo.

La reacción tardó en llegar, quizá porque los medios prefirieron dejarse llevar por los efectos de los señalamientos de los medicamentos falsos, o por la posible salida del penal de Pacho Viejo del ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís fuera más interesantes en función de poderle aplicar un descalabro a la administración estatal.

Pero la realidad es que la declaración realizada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a este reportero durante la segunda Emisión del Noticiero En Contacto transmitido el pasado lunes por Avanoticias fue descomunal, Cesar del Ángel Fuentes en felonía con la infausta administración del prófugo Javier Duarte se embolso sin empacho y descaradamente 40 millones de pesos para su beneficio personal.

Recursos que pertenecen a todos los veracruzanos desviados, con el único afán de humillar, infamar, denostar, al actual mandatario estatal, como parte de una política evidentemente del medievo.

Duarte de Ochoa se erigió para si mismo un nicho en la historia como el Enrique VIII de estas tierras, convertido en cabeza de la Iglesia y del Estado, el ex mandatario, no cejo en su diabólica pretensión de crear una falsa versión de su propio Tomás Moro, de su propio Cardenal John Fisher, solo porque llegado el momento, se negaron a formar parte de su pretenciosa mentira de estado.

¿Dónde quedó su slogan Veracruz para Adelante? ¿Que fue del Veracruz que ya cambio?

En la realidad, la desvergüenza y la deshonra son lo único que la enferma y perversa mente de este sujeto le dejaron al estado, junto a una cauda de complicidades que provocaron la peor de todas las crisis financieras que enfrentará estas tierras en sus cerca de 500 años de instauración después de la Conquista Española y que dieron pie al México Independiente.

El mismo gobernador Yunes Linares lo expresó claramente en la entrevista y a la que este miércoles tuviera acceso El Diario Reforma la cual señala que el líder obtuvo diversas cantidades, como lo revelan los recibos emitidos entre febrero y diciembre de 2011, por un total de 23 millones de pesos.

En uno de esos pagos, fechado el 24 de febrero de 2011, la Secretaría de Gobierno de Veracruz le entregó 10 millones de pesos en efectivo.

De abril a noviembre de 2012, se le entregaron otros 5 millones 60 mil pesos, con lo que suman 28 millones 60 mil pesos.

El propio mandatario estatal aseguró que los “subsidios” podrían alcanzar por lo menos los 40 millones de pesos sin contar con otros privilegios otorgados, como la cesión de terrenos y otras prebendas, temas que también se encuentran en investigación.

En los hechos, la verdad por si misma es avasallante, descomunal.

¿Cuánto de ese recurso se pudo usar para atender a menores con cáncer, a enfermos de VIH?, ¿Cuántos municipios hubieran querido tener acceso a esa cauda de recursos que bien les hubiera permitido mejorar la condición de extrema pobreza en la que viven sus ciudadanos?, ¿cuántos hospitales habrían sido equipados?, ¿Cuántos medicamentos más hubieran llegado a tiempo?

La realidad es que eso no lo sabremos pues la impresionante denuncia confirma lo que los veracruzanos hoy afirman ¡ni Obama ganó lo que Cesar del Ángel!

Eso sí es tener poca madre.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.