Narro, Cofepris, los Beceiro y Duarte contra los veracruzanos

Cofepris
En el escándalo de los medicamentos clonados, pareciera que son varios los que están detrás de un red de complicidades para ocultar la verdera versión de lo ocurrido FOTO: WEB
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / La Cofepris y el Dr. Narro nos quieren ver la cara de tontos. A pesar de haber encontrado miles de pruebas de VIH falsas, a pesar de haber encontró evidencia de que se compraron medicamentos clonados, incluyendo para quimioterapias, a pesar de todo eso ahora sale el secretario de Salud con que no hay evidencias de que estas medicinas se hayan aplicado. ¿Lástima de doctorado? Pues entonces, ¿para qué compraron esas pruebas falsas, nada más para embodegarlas? Entonces, ¿cómo es que una persona detectó que la medicina que le iban a aplicar a su familiar no era la correcta? ¿Acaso no fue porque ya estaban circulando los medicamentos clonados? Se dieron cuenta de un medicamento, pero ¿cuántos de esos que ya circulaban se aplicaron sin que se dieran cuenta?

En esa ocasión no se aplicó el medicamento porque el laboratorio Roche dictaminó que el empaque no era de su laboratorio, porque además no se encontró el principio activo. Sin embargo no todos los pacientes a quienes se aplicaba quimioterapia tuvieron un familiar acucioso, que pudiera detectar el medicamento falso.

En entrevista con Carlos Loret de Mola para la cadena Radio Fórmula el gobernador Yunes Linares habló sobre las conclusiones aventuradas de lo Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, quien señaló que hasta el momento no han encontrado evidencias sobre la aplicación de las medicinas clonadas.

El gobernador de Veracruz dijo: “me parece aventurado dar una información de esta naturaleza sin concluir una investigación. Trato de ser muy claro, tenemos tres evidencias. Una es del mes de junio del 2010, en donde Grupo Roche dijo que el medicamento que le habían enviado no contenía principio activo. Otra de octubre de 2011, en 35 ámpulas del mismo medicamento –de las cuales 14 se analizaron en Roche- y dice lo mismo que no contenían ningún principio activo”. En esa misma entrevista el gobernador señaló, lo que algunos periodistas veracruzanos, que han trabajado sobre el caso ya habían reportado, que Cofepris estaba enterada desde 2012 de los medicamentos clonados. ¿Acaso usted cree que Roche no pasó copia de su dictamen a la Cofepris? A pesar de saber que las empresas del grupo Beceiro estaban clonando medicamentos, tanto Cofepris, como el gobierno de Javier Duarte, se hicieron de la vista gorda. El secretario de Salud, el Dr. José Narro Robles, reprochó que las declaraciones sobre el uso de medicamentos clonados hacen daño a las instituciones. Habría que preguntarle al galeno si el encubrimiento en que ha caído la Cofepris no hace todavía más daño.

De acuerdo con la página web de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Cofepris, su misión es:Proteger a la población contra riesgos a la salud provocados por el uso y consumo de bienes y servicios, insumos para la salud, así como por su exposición a factores ambientales y laborales, la ocurrencia de emergencias sanitarias y la prestación de servicios de salud mediante la regulación, control y prevención de riesgos sanitarios”.

Después de ver las evidencias sobre las medicinas clonadas que traficaban los laboratorios de la familia Beceiro, nos queda claro que eso de “proteger a la población contra riesgos de la salud” es puro mito. Lo decimos porque la Cofepris estuvo al tanto de los medicamentos clonados, pues el laboratorio Roche debió haber mandado acuse del deslinde del medicamento Avastin a esta comisión. El gobierno de Javier Duarte sólo cambió de empresa distribuidora, la cual también era propiedad de los Beceiro; la Cofepris no sancionó ni levantó cargos por ese delito.

Ahora Cofepris quiere hacernos creer que no hay evidencias; pero si ellos la tuvieron desde 2012 y no hicieron nada. El Dr. José Narro Robles dice que esas acusaciones, de aplicar medicamentos falsos, daña a las instituciones. ¿Más? ¿Cree que no sabemos la clase de tranzas que trabajan en la Cofepris? Con esta complicidad se abona al desprestigio de esta comisión sanitaria que tiene duros señalamientos por parte de farmacéuticas y de laboratorios por permitir medicamentos de dudosa composición a cambio de una lana. ¿Y así quieren respeto? Ellos con su complicidad también son criminales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.