Peña tuvo una oportunidad de oro para reconciliarse con los mexicanos, pero la dejó pasar de largo

Nación
Enrique Peña Nieto FOTO: VIVE HOY

Por ahí decían las abuelas que siempre «al perro más flaco se le cargaban más las plagas». Pues resulta que de todos los países a los que la naciente administración de Donald Trump más ha humillado y lastimado con sus declaraciones, sin lugar a dudas es el nuestro. Ha jugado con los tiempos a su modo, sus declaraciones son contradictorias; por un lado soba con una mano y con la otra asesta el golpe. Por un lado declara admirar y respetar a los mexicanos y por el otro firma un documento que apresura la construcción del muro.

Es bien sabido que México no tiene intención de pagar por extender un ineficaz muro que ya existe, y está dispuesto a evaluar asimismo la imposición de impuestos a los productos estadounidenses. Trump quiere cargarse a toda costa el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que desde 1994 eliminó los aranceles entre Estados Unidos, México y Canadá, fortaleciendo lazos comerciales que han contribuido a la prosperidad y la estabilidad en la región.

Llama mucho la atención la postura timorata del presidente Peña, éste tuvo una oportunidad de oro para reconciliarse con los mexicanos, el pueblo mexicano hubiera cerrado filas con su presidente si tan sólo éste hubiera mostrado una postura firme, patriota y gallarda. Sin embargo, la dejó pasar de largo titubeó, al final, el brinco se lo ganó Trump. Por estas razones el futuro de México sigue siendo confuso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.