Leonel Bustos Solís al tambo; pruebas contundentes presentó la Fiscalía

Bustos
Leonel Bustos Solís FOTO: SOCIEDAD 3.0

Durante la década de los cincuenta, se desarrolló un episodio en la historia de Estados Unidos en el cual el senador Joseph McCarthy (1908-1957) desencadenó un extendido proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. A este episodio se le llegó a conocer como el mcarthismo o cacería de brujas. Pues al parecer el exexdirector del Régimen Estatal de Protección en Salud, Leonel Bustos Solís, se dice víctima de una cacería de brujas y señala ser el primer sacrificado del sistema yunista.

Lo que este personaje no entiende es que existe un caudal de pruebas en su contra, no se le restringe de su libertad porque haya hecho una travesura, se le mete a prisión por haber transferido dos mil 300 millones de pesos de dicho régimen a la cuenta del Gobierno del Estado.

De ahí que se le finquen los delitos de tráfico de influencias, abuso de autoridad, peculado e incumplimiento de un deber legal. Sin duda con esta detención el joven fiscal Jorge Winckler se fortalece. Se recordará que el fiscal, como primer abogado del estado, tiene la obligación de conformar, revisar y juntar las pruebas para que éstas tengan la suficiente fortaleza y los maleantes no puedan evadir la justicia con la ayuda de sicarios de la abogacía.

Además, con la extradición de Diego Cruz Alonso, uno de los integrantes de la banda de Los Porkys, quien ya se encuentra en manos de la justicia mexicana y deberá enfrentar un proceso por haber participado en la violación de Daphne Fernández, se puede ver que la Fiscalía del Estado está dando resultados.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.