Medicinas clonadas, ahora resulta que todos son inocentes

Inocentes
Pablo Anaya e Iván López Fernández Foto: Miguel Angel Carmona/FOTOVER

Ahora resulta que nadie fue responsable, ahora resulta que todo mundo denunció, ahora resulta que estaban al tanto de las denuncias que se hicieron desde 2011, ahora resulta que leyeron a los periodistas que estuvieron informando sobre ese crimen. La realidad es que, a pesar de que lo estuvimos diciendo desde hace años, nadie hizo caso. Señala Pablo Anaya, secretario de Salud de Fidel Herrera, que él denunció el caso ante la Contraloría y que de inmediato suspendió la compra a la empresa involucrada.

Lo que no dice Pablo Anaya, quien también ha sido denunciado por cometer delitos electorales, es que le dio la distribución a la otra empresa de los mismos dueños, una que tenía la misma dirección fiscal de la empresa Especialidades Médicas del Sureste, el mismo teléfono y la misma representante legal, Mirna del Rosario Díaz Sarmiento.

El “burro” Iván López Fernández declara que Javier Duarte sabía de las medicinas clonadas desde 2011, pero él no hizo nada, antes bien, cuando le preguntaron sobre las anomalías en el gobierno de Javier Duarte, el entonces contralor señaló que en el gobierno de Veracruz «ningún servidor público ha sido inhabilitado por actos de corrupción». Asimismo, añadió que en el estado «se transita por el camino de la legalidad y transparencia». Ah, pero ahora muy oportunista ahora dice que Duarte lo sabía todo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.