Javier Duarte: engaño criminal

#SeguroPopular
Boca del Río, Ver. El exgobernador Javier Duarte de Ochoa encabezó el arranque de los operativos de afiliacion y reafiliación del Seguro Popular, en el WTC Foto: ISZA MERINO/FOTOVER.
- en Opinión

Mussio Cárdenas Arellano /

* Quimioterapia con agua destilada  * Los niños, las víctimas  * Corrupción que mata  * María Inés Núñez al ITESCO  * Destroncará cacicazgo de Ricardo Orozco  * Encuesta: le va mal a Lu-pilla y Jesús Moreno  * CMAS: se sigue patinando Abreu  * Ramos Alor al Hospital Regional  * Yuribia: audios y videos implican a Morena

Negra su alma, Javier Duarte acabó con el erario, el dinero del pueblo, la seguridad y el futuro de Veracruz. Nada, sin embargo, tan criminal como el engaño, los falsos tratamientos a niños con cáncer. Nada como arrancarles la vida así.

Su crimen se perpetró en los hospitales del estado, simulando que recibían quimioterapia para enfrentar los efectos del cáncer, generando una esperanza ante la adversidad.

Se usó agua destilada. Lo hicieron pasar como medicamento. Le fue aplicado a menores de edad que a la postre perderían la vida.

Acusa el hecho Miguel Ángel Yunes Linares, su acérrimo rival, develando uno de los secretos de mayor impacto en torno al duartismo, el engaño con la salud, la mentira que mata.

“Tenemos ya resultados de un laboratorio —precisa Miyuli— que señaló que el medicamento que se administraba a niños, una quimioterapia que se administraba a niños, no era realmente un medicamento, sino que era un compuesto inerte, era agua prácticamente destilada”.

Fueron quimioterapias falsas en niños con cáncer, ni siquiera un placebo, con resultados mortales.

No precisa cuántos menores recibieron el tratamiento. No explica en cuantos hospitales se aplicaron. No dice Yunes azul en qué niveles de la pirámide de poder se conoció del engaño, se ejecutó y se guardó silencio.

Habla el gobernador de Veracruz en conferencia de prensa. Toca el tema sin profundizar porque se conforma ya la parte legal. Hunde la daga sobre Javier Duarte, su gobierno, las acciones de su pandilla, el sesgo criminal.

Fue, dice, un pecado brutal y un “atentado” contra la la vida de los menores y los enfermos de cáncer.

Hay una investigación abierta, en el centro del escándalo, una vez más, la Secretaría de Salud de Veracruz, donde los dineros federales fueron robados, desviados, dejando sin medicamentos a los enfermos, sin hospitales a los poblados, sin vida a los olvidados.

Sobre Javier Duarte, su área de salud, los secretarios en funciones, los que confrontan ya investigaciones y denuncias por el robo de los recursos, habrá acción penal.

Escandaliza a Veracruz y más allá el tema de la falsa quimioterapia, y las muertes de los niños con cáncer, y los adultos que también fueron tratados con agua destilada.

¿Qué secretarios de Salud supieron que no era medicamento sino agua destilada? ¿Qué funcionarios estuvieron al tanto? ¿Qué médicos fueron conscientes —también cómplices— de suministrar un falso tratamiento con efectos mortales?

Implica el caso al flamante diputado federal Jorge Carvallo, alias El Toluco pues la voz popular lo sitúa como mexiquense y no como veracruzano. A su tío José Beceiro, señalado en la venta de medicinas fantasma, con facturación millonaria.

Del caos en el área de salud, hace una disección la revista Proceso. Bajo la firma de su corresponsal, Noé Zavaleta, advierte:

“Una solicitud de información (0001200244315) obtenida en la plataforma Infomex arrojó que en el lapso comprendido entre 2013 y 2014 y el primer trimestre del 2015, el centro estatal de Cancerología ‘Doctor Miguel Dorantes Mesa’, con sede en esta capital, registró 32 decesos de menores de edad, de acuerdo con los ‘cubos de defunciones’ del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud federal.

“En el caso de las mujeres, las cifras son más alarmantes, pues de cáncer cervicouterino y de mama fallecieron mil 719 en Veracruz en el periodo señalado, según la dependencia.

“Otra solicitud de información (0001200244315) destaca que en el primer trimestre de 2015, 109 mujeres mayores de 25 años perdieron la vida por un tumor maligno cervicouterino, mientras que 107 fallecieron por cáncer de mama.

“Otro oficio, el SIDSS/DGIS/001602/2015, detalla que en la numeralia de otros tipos de cáncer (colon y recto, vejiga, linfomas, leucemia, páncreas y otros), 45 personas (masculinas y femeninas) perdieron la vida en la entidad en los tres primeros meses de 2015.

“Las escalofriantes cifras que aporta la Secretaría de Salud federal señalan que en promedio una de cada diez muertes por cáncer en el país ocurre en Veracruz.

“El cáncer de boca, estómago, colon, hígado, páncreas, tráquea, pulmón, leucemia, ovarios, vejiga y linfomas ha ocasionado 324 decesos en Veracruz entre 2013, 2014 y el periodo de enero a marzo de 2015.

“En 2013, por ejemplo, 78 personas murieron de leucemia en la entidad y 65 un año después. En lo que va de 2017, nadie ha fallecido de ese tipo de cáncer. En contraste, en 2014, nueve personas murieron de linfomas, y en lo que va de este año han perdido la vida 26, una cifra atípica.

“El hospital de Cancerología ‘Miguel Dorantes Mesa’ no tiene liquidez presupuestal, situación que se ve reflejada en las constantes cancelaciones de quimioterapias y la falta de reactivos para detectar la enfermedad, según familiares de personas que acuden constantemente a dicho nosocomio”.

Del actuar de la pandilla fidelista, luego duartista, habla el columnista Álvaro Belín Andrade, en su Hora Libre. Y apunta hacia Jorge Carvallo:

“Ya hace tiempo que se habla del fraude con medicamentos cometido por el ahora diputado federal Jorge Carvallo Delfín en asociación delictiva con el empresario xalapeño Andrés Beceiro López, propietario de las empresas Especialidades Médicas del Sureste, Suministros Maxbec (encargada de ofrecer a centros hospitalarios productos de farmacéuticas), Labssa (proveedora de insumos y servicios para laboratorio clínico) y Grupo Empresarial Heberen, encargada de vender equipo médico y hospitalario, proveedoras de la Secretaría de Salud.

“A través de ellas, estos dos personajes dotaron al Gobierno del Estado con supuestos medicamentos para el tratamiento de niños con cáncer, que eran atendidos por la Secretaría de Salud en el Centro de Cancerología (Cecan), muchos de los cuales fallecieron rápidamente puesto que lo que se entregó, según una investigación en curso, no eran sino meros paliativos”.

Nada tan brutal como el engaño que arranca vidas. Nada tan demencial como la acción criminal consciente.

Es el sector salud del duartismo un boquete moral, el dinero de los medicamentos robado, los recursos para construir hospitales desviados, y ahora el engaño con la quimioterapia en niños con cáncer.

Agrega Álvaro Belín:

“Todo parece indicar que esta práctica de saquear dinero a costa de la salud de los veracruzanos, en este caso, de niños con cáncer, se repitió en 2014, con la participación del político y el empresario ya señalados líneas arriba.

“Por las mismas fechas, el gobierno estatal erogó cerca de 10 millones de pesos por un lote de 70 mil pruebas rápidas de VIH-Sida para mujeres embarazadas, que resultaron falsas y, por ende, sus resultados no fueron confiables. Los estudios, que estaban considerados dentro del Programa de Salud Maternal y Perinatal para la determinación de anticuerpos en suero y plasma, o suero, plasma y sangre total anti VIH1 y VIH2, no sirvieron para su propósito pues eran falsos”.

Robar pesa. Robar los dineros del erario es una afrenta. Pero matar con el engaño, matar niños con cáncer, es brutal.

Archivo muerto

Con espada filosa llega María Inés Núñez Monreal al ITESCO. Tiene la encomienda de recomponer el rumbo, extinguir lo inservible, destroncar intereses, barrer con el cacicazgo de Ricardo Orozco Alor, peón de Flavino Ríos Alvarado, el ex gobernador interino que ayudó a escapar a Javier Duarte, disponiendo de un helicóptero para su fuga. Tomará posesión este martes 17, de la mano del director de Tecnológicos del estado de Veracruz, Alejandro Torruco Vera. Nada frágil aunque lo parezca, María Inés Núñez terminará con la venta de calificaciones y hasta entrega de títulos a cambio de que el estudiantado opere electoralmente para el PRI, que promueva el voto, que se venda por prebendas, que conforme estructuras, que engañe con fundaciones que en realidad cooptan y le mueven el voto al priismo. Llega María Inés a meter orden entre los catedráticos que le sirven a Ricardo Orozco y que han hecho del Itesco un órgano envilecido por la política. No es improvisada María Inés Núñez. En su haber hay una dirección de Egresos cuando Carlos Brito Gómez era alcalde sustituto de Coatzacoalcos, tras el suicidio del empresario y presidente municipal, Juan Osorio López; fue tesorera con Edel Álvarez Peña; gerente del diario Liberal del Sur; contralora del consorcio periodístico del hoy presidente del Tribunal Superior de Justicia, regidora en el ayuntamiento de Marcos Theurel y candidata a diputada local por Coatzacoalcos del PAN-PRD, luego de su renuncia al PRI, en la elección del 5 de junio de 2016. En tanto en Nanchital, se dará posesión al Ingeniero Mauro Sánchez Pola, como nuevo rector de la Universidad Tecnológica del Sureste de Veracruz (UTSV), en sustitución de Fidel Toledo Matus… Encuesta letal: Lu-pilla Félix y Jesús Moreno no pintan en la preferencia electoral. Un sondeo los ubica por debajo de cualquier priista, incluso del joven Juan Manuel Rodríguez Caamaño, rector de la Universidad Istmoamericana y ex secretario del ayuntamiento de Coatzacoalcos. Los supera Mónica Robles de Hiillman, quien no estará en la boleta electoral porque su postulación por Morena le haría perder intención de voto al pejepartido. Hasta Víctor Manuel Carranza, morenista y petrolero, el prospecto de Rocío Nahle García, desconocido para muchos, tiene mayor cantidad de adeptos. Si la elección fuera por personas, los priistas la ganarían, llámese Carlos Vasconcelos y hasta Víctor Rodríguez, el “negro que no escarmienta”. Si fuera por partidos políticos, Morena arrasaría. Sivan los sondeos para que el PAN y consecuentemente el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se sacudan y despierten. Le están vendiendo un pedazo de luna… Sigue patinando Rafael Abreu Ponce. Si no es el caos administrativo y los “aviadores”, es la cartera vencida, los pagos irregulares, la condonación de adeudos, los pozos inservibles, sin que nadie lo escuche porque el novato yunista no termina de pasar esa prueba llamada Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS). Más show que seriedad, a Abreu Ponce se le veía en las redes sociales posando la foto junto a los empleados de guardia en plena Navidad. Protagonismo puro. Cuentan que lloraba cuando estalló la crisis del Yuribia, sin haber rehabilitado un solo pozo de los que dizque construyó Joaquín Caballero y fueron cobrados con sobreprecio. Ahora se le ve en su moto, con casco y equipo de protección, cual junior sin neurona, mientras los empleados estallan en cólera porque el día de pago una buena parte del personal de confianza se quedó sin cobrar su quincena. Abreu habló con ellos. Se excusó con una treta: el sistema no aplicó los pagos. Así de mal anda CMAS, y con Abreu peor, que ya extrañan a Chagra, Mijangos, Tubilla, García Luna, Amaro y Pedro Tiburcio, el mandamás por decisión de Tony Macías, el del cobro ilegal de OPC, el de los restaurantes de origen inexplicable. Agréguese al desastre la mano de Luis Rendón Martín, las omisiones de Víctor Esparza, el agrandare de plazas por parte de Integra, la pandilla de Iván Hillman Chapoy, los Linares, los Kalimba, los Rubín, los Márquez. ¿Y a todo esto, qué dirá el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares? Pues nada. El caos es su ambiente. Y Rafael Abreu le ayuda… No miente Roberto Ramos Alor. Su cargo, el de director del Hospital Regional de Coatzacoalcos, es político. Y negarlo sería engañar. Pero en su caso, por su formación, con sus dos posgrados —neumólogo y pediatra— tiene un bagaje de conocimientos que le dan respaldo en su nueva labor. Ramos Alor fue regidor, director de Salud Municipal, aspirante a diputado y a alcalde. En la campaña por la gubernatura de Veracruz, coordinó al PRD-PAN en Minatitlán. Y hoy, pese a la tramitología y el encono de sus adversarios, a la dilación de nombramiento, dirige ya el hospital regional… Son cinco audios y nueve videos que evidencian a Morena, sus militantes fraguando y ejecutando la toma de la presa Yuribia, otros hablando con mesura, resaltando que su lucha por salir de la pobreza es justa. Hablan Eloy González Bautista y otros dirigentes. Hablan de las fuerzas del orden, las que vienen a “madrearnos”. Hablan de la policía y los militares, que debe ser para los delincuentes no para reprimir al pueblo. Hablan de las obras con las que quieren “engatusarnos”. Hablan del dinero recibido, los 2.5 millones mensuales de ellos o los 6 millones que recibiera antes el gobierno de Tatahuicapan bajo el mando del ex alcalde Esteban Bautista. Hablan de los diezmos. Hablan que no hay convenio con el gobierno y no lo habrá. Se oye la voz de Eloy González y otros operadores de Morena en zona tatahui. Se ve a Eloy González y a otros morenistas arengar a la toma del Yuribia. “Aquí están las armas”…

Publicada en mussiocardenas.com
17 de enero de 2017
Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.