¿Quimioterapias fantasmas?

Quimioterapias
Sala de quimioterapias para niños enfermos de cáncer FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El ánimo es la más sana medicina.” – Salomón.

Sin temor a equivocarnos el Veracruz tras el periplo infausto del gobierno del hoy prófugo Javier Duarte, es escenario ideal para las novelas de Stephen King.

El terror infringido en sus escritos, ha puesto los cabellos de punta a media humanidad, pero al cerrar sus novelas o apagar la televisión son suficientes para regresar a la realidad, a ese entorno de seguridad y certeza que da el saber que todo, absolutamente todo ha sido ficción, invención de un novelista que con su género, te evade de la realidad.

Lamentablemente la pesadilla de horror producto de los parias que acompañaron a Duarte de Ochoa al frente del gobierno estatal, provocan ese escalofrió que produce el saber que esta clase de sujetos, que no personas han sido capaces de dejar la ficción aún lado, para convertir esa clase de consternaciones, en hechos reales, que tienen rostro y apellido, que costaron vidas, que vulneraron la confianza de padres y madres, de niñas y niños en sus instituciones de salud, porque estos mal nacidos actuaron sin un ápice de principios y de valores éticos, -condición sine qua non que  en la entidad impero a lo largo de los últimos 12 años de gobiernos fallidos-.

Y es que la revelación hecha por el mandatario Miguel Ángel Yunes Linares en el sentido de que en la pasada administración estatal el sector salud de la entidad aplicó quimioterapias falsas a niños enfermos de cáncer.

¿Si esto a usted no lo electriza del miedo, entonces qué?

Aun cuando el gobernante veracruzano no brindo detalles plenos sobre el número de menores afectados, si crónico que los niños sólo recibían dosis de agua destilada, en lugar del medicamento prescrito para combatir la enfermedad.

En una conferencia de prensa que dejó de lado su mensaje sustancial, como era el anunciar la cancelación del contrato de concesión para aplicar foto infracciones en la entidad.

Yunes Linares, narro uno de los periodos más obscuros y macabros de la pasada administración, al decir que se «tienen ya resultado de un laboratorio que señaló que el medicamento que se administraba a niños, que requerían de una quimioterapia, no era realmente un medicamento, sino que era un compuesto inerte, era agua prácticamente destilada«, apuntó.

Aun cuando el titular del Ejecutivo, no informó el nombre de los funcionarios del equipo de Duarte responsables de los hechos, tras explicar que las investigaciones aún se encuentran en proceso, sentenció queesto parece realmente un pecado brutal, un atentado contra la vida de los niños y se está terminando de analizar y, en su momento, se presentan las denuncias«, expresó.

El Gobernador panista también dio a conocer el hallazgo de bodegas con medicamentos caducados, cuyo origen y condiciones de compra todavía se desconocen.

Yunes aseguró que también se abrió una investigación sobre este caso, para determinar si fueron adquiridos ya caducados o si la administración anterior permitió que se venciera su fecha de caducidad.

«Se está investigando no sólo el caso de la quimioterapia si no también algunos otros. Un caso que es igual de lamentable es el de medicamentos que se encontraron en bodegas que ya habían superado o pasado la etapa de caducidad«, indicó.

«Millones de pesos de medicamentos embodegados que no sabemos si se compraron ya con la caducidad vencida o dejaron que se venciera la caducidad. En su momento será el conocimiento y se presentarán las denuncias«.

Yunes refirió el tema, luego de ser cuestionado acerca de las indagatorias que realiza el Gobierno veracruzano sobre la compra y aplicación de medicamentos clonados en el sector salud local.

Además, detalló que la Secretaría de Salud federal notificó al estado sobre la necesidad de realizar una reafiliación de pacientes al Seguro Popular, ya que al no cumplir con el trámite, las arcas de Veracruz podrían perder los depósitos de recursos federales que se entregan con base en el número de afiliados.

Ya en marzo de 2015 la periodista Claudia Guerrero Martínez habría denunciado a un grupo de empresarios involucrados en tremendo caso, bajo el título “Secretaría de Salud lo que se avecina” la columnista de “Entre lo Utópico y Verdadero” que puede ubicar en http://plumaslibres.com.mx/2015/03/22/secretaria-de-salud-lo-que-se-avecina/ detalla puntualmente las atrocidades que al amparo del poder habrían practicado algunos funcionarios, pero sobre todo algunos empresarios que como verdaderos ángeles de la muerte lucraron con la vida de miles de personas, a través de la venta de medicamentos caducos.

El también destacado columnista Raymundo Jiménez en su columna “Al Pie de la Letra” del pasado 22 de noviembre de 2016 citó: “Al asumir la titularidad de los SESVER, Ricardo Anaya tuvo que capotear un acto de corrupción criminal generado en la administración del gobernador Fidel Herrera Beltrán: la compra y aplicación de medicamentos apócrifos para combatir el cáncer en el Centro Estatal de Cancerología. En marzo de 2011 –luego de que el doctor Jorge Tanaka, Director Médico de Laboratorios Roche, había informado mediante un oficio al CECAN que medicamentos adquiridos por ese centro hospitalario no eran de patente–, el funcionario estatal dijo desconocer dicha situación. “Nosotros no compramos más que control de calidad, compramos directamente a los laboratorios”, respondió Anaya, quien inclusive afirmó que a su llegada a la Secretaría de Salud no se detectó ninguna anomalía de este tipo.”

Aun cuando se sabe, que el caso existió, e intento ser sepultado por cierto diputado quien tendría parentela con el grupo empresarial involucrado.

Esperemos que por el bien de los veracruzanos este tema pronto se esclarezca, se sancione a las empresas y especialmente a sus propietarios, los cuales bien merecerían sufrir la pena de esos niños que fueron condenados a la muerte aplicándoles quimioterapias fantasmas.

Si eso no es criminal y no le parece sacado de una película de horror, entonces sinceramente comencemos como sociedad a replantearnos en que deshumanizado y patético mundo estamos viviendo.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.