Desenmascarar a los traficantes de mentiras, un acto de congruencia

Mentiras
Javier Duarte de Ochoa en el aniversario número 11 del Diario AZ FOTO: VERACRUZ NEWS
- en Avenida Principal, Carrusel

Señalética InvestigaciónIr tras los medios de comunicación que lucraron con la mentira y la adulación no es un acto de venganza, es un acto de congruencia. Esos medios de comunicación contribuyeron a crear a ese “príncipe imbécil” que se sentía cobijado por los halagos, por las mentiras, por la complicidad de los dueños de esos medios que se sentaban con él en la mesa, el Día de la Libertad de Expresión. Las cantidades que se les pagaban era una forma de agradecer tanta mentira, tanto encubrimiento.

El ejemplo que puso Yunes Linares sobre el Diario AZ es una muestra de la descomposición de estos medios; ¿cómo pretender cobrar 28 millones de pesos cuando su periódico no vale ni eso? Otro ejemplo es el periódico Marcha, que se pasó dos años, desde que salió Gina Domínguez de Comsocial, tratando de cobrar 22 millones de pesos al Gobierno del estado, pero cuando quiso vender su periódico en seis millones de pesos, ni Érick Lagos se lo quiso comprar.

Ahora bien, hubo empresarios de los medios que resultaron bastante privilegiados. Pagar 230 millones a un medio con muy poca penetración es un acto de corrupción y por supuesto se debe investigar el caso. Así irán cayendo los “Zopilotes” y las “Ginas”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.