Flavino Ríos Alvarado, el mandadero de la mafia

Flavino Ríos Alvarado FOTO: FORMATO 7
- en Avenida Principal, Carrusel

Señalética Mantenga distanciaGenio y figura hasta la sepultura, reza el refrán, y eso precisamente es lo que pasó con Flavino Ríos Alvarado, actual gobernador interino del estado de Veracruz. Hasta el último momento de su gobernación interina, le rindió pleitesía a la figura de Javier Duarte. Apostó todo su capital político; como viejo lobo de mar, sabía que una carambola de tres bandas lo llevaría a su sueño dorado: la gubernatura del estado de Veracruz.

Lidió con Fidel Herrera Beltrán, el capo mayor; luego, con perfil bajo y acatando las órdenes disparatadas de Javier Duarte, llega a la Secretaría de Educación; ahí él se da cuenta del despilfarro y gula de los consentidos de la fidelidad y del duartismo. Como buen funcionario institucional, guarda silencio, se somete a Callejas Arroyo y deja que continúe el festín de los buitres.

Hoy se lleva la reprobación de los veracruzanos y seguramente pasará a la historia como el hombre que hacía los mandados de la mafia. Sin embargo, sabemos que se retirará con una onerosa pensión. ¿O no Flavino?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.