Brenda Tubilla y un negocio llamado Cumbre Tajín, lo señala “Templo Mayor”

Tajín
Cumbre Tajín FOTO: FACEBOOK

Zona arqueológicaMuy interesante lo que se señala en la columna “Templo Mayor” del periódico Reforma del día de hoy. En ella se hace mención de un hecho que, si bien ya todo mundo sabe, se ha olvidado un poco gracias a los múltiples escándalos que se han suscitado en los últimos meses en la gran fiesta duartista llamada Veracruz. Y es que el expediente está ahí, nada más falta que se investigue a la prima de Karime Macías Tubilla, Brenda Tubilla, quien estuvo a cargo de la producción de la Cumbre Tajín desde inicios del gobierno de Duarte.

Señala “Templo Mayo” que «Brenda Tubilla dispuso entre 2011 y 2015 de millonarios presupuestos que le permitieron hacer de lo que era festival holístico, un pachangón monumental. Contrató artistas y cantantes que poco tenían que ver con lo veracruzano, pero que iluminaban cualquier cartel». Cabe señalar que en esos años se podían ver a varios funcionarios del gobierno estatal en la cumbre acompañados de varias chicas y chicos pavonearse y presumiendo sus accesos VIP.

Este festival, en la edición de 2016, sufrió un recorte monumental, tanto que no hubo estrellas de peso que enmarcaran el evento, además que los accesos para la prensa fueron suspendidos. Lamentable era ver cómo en los conciertos y actividades de la Cumbre Tajín de este año la asistencia era escasa y las instalaciones muy precarias; de la promoción ya ni se diga, pasó con más pena que gloria.

Y como todo en el Gobierno estatal, «hay quienes creen que las auditorías a lo gastado en la Cumbre Tajín serán más escandalosas que un concierto de trash metal en una capilla franciscana», concluye “Templo Mayor”. Claro, con cartera abierta para la prima Brenda Tubilla, cualquiera se endeudaría con artistas de la talla de Bjor, Fatboy Slim, Juanes o Los Tigres del Norte, sin embargo, los números no cuadran, las cifras son estratosféricas y es probable que mucho del presupuesto asignado para este festival haya ido a parar al bolsillo de algún vivales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.