El nuevo modelo educativo, de la SEP a la indiferencia

Modelo
El nuevo modelo educativo, de la SEV a la indiferencia
- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez / A partir del próximo lunes 15 de agosto, todos los maestros veracruzanos que forman parte de las filas de educación básica, tendrán la oportunidad de analizar las más de 130 páginas que componen el Nuevo Modelo Educativo, impulsado por el rubicundo secretario de educación, Aurelio Nuño  Mayer.

Hasta este momento,  las autoridades priistas, buscan a tientas aplicar una Reforma Educativa, que desde sus inicios ha tenido espasmos abortivos. Sus intentos  fallidos, dio finalmente  a luz una Reforma Educativa raquítica y débil.

La escena educativa en México es caótica y difícil, no solo por su geografía y su pluriculturalidad, la tarea les ha venido grande a las autoridades federales, sus intentos de poner en práctica dicha Reforma, ha ocasionado una oposición virulenta, en más de 20 Estados del país. En este contexto, no existe suficiente acceso de la población, a las escuelas, su gestión es pobre y la calidad es baja. El tardío y nuevo modelo educativo apela a rescatar estos indicadores.

Sea que se trate del nivel de primaria o secundaria existen verdaderos rezagos, la deserción escolar esta presente debido las precarias condiciones económicas. Por otro lado, la educación secundaria también tiene preocupantes rezagos, su cobertura es de 55 por ciento a nivel nacional y 16 estados de la República mexicana tienen porcentajes menores a éste.

Los jóvenes de prepa abandonan sus estudios debido a la necesidad de incorporarse al campo laboral. En otras palabras habrá miles de niños que no podrán entrar a la primaria y a la secundaria, mucho menos a terminar su bachillerato.

El panorama de la calidad educativa no es más prometedor, todos se echan la culpa por los bajos índices de rendimiento escolar, el maestro culpa al padre, este culpa al hijo y a su vez el hijo culpa al padre por su poco apoyo. En las escuelas, específicamente en el  interior de las aulas tampoco parece estarse haciendo la tarea completamente. La apatía por los bajos sueldos magisteriales, cobra factura en el ánimo de muchos maestros.

Con el tiempo se ha  llegado  a comprobar que las pruebas estandarizadas no sirven. ENLACE, PISA y Excale ya han pasado a la historia, no obstante estas últimas arrojaron resultados, nada halagadores.  Por ejemplo, en educación media superior sólo 3.35 por ciento de los alumnos tuvo un desempeño avanzado en la última prueba mencionada. La gran mayoría tiene un conocimiento promedio (40.6 por ciento) y sólo 33.7 domina los conocimientos en matemáticas que un alumno de su edad debería tener.

Este panorama es como un  terreno  desolado, las autoridades federales, no pueden con el paquete de enderezar el barco educativo,  no han sido capaces, hasta ahora, de afrontar los retos de idoneidad, innovación, creatividad, inclusión  y liderazgo que el mundo globalizado demanda.

Puede usted  creer que se pueden romper las  ataduras  y vicios que por décadas han atado a los maestros tradicionalistas.  Las autoridades federales creen que se  pueden romper los paradigmas educativos mediante un decreto.  Si usted cree que se puede, entonces usted puede llegar a ser secretario de Educación Pública.

Y  es que pareciera que el espíritu de José Vasconcelos se hubiera apoderado de Aurelio Nuño Mayer, resulta que el pasado 20 de julio, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, presentó la nueva propuesta para cambiar, según sus palabras, “la forma en la que se dan las clases en México, desde preescolar hasta el nivel medio superior”. Ni Vygotsky  ni Piaget  hubieran hecho tal propuesta, sin embargo,  el nuevo Perrenoud mexicano, piensa acabar de tajo con los vicios y formas de enseñanza tradicionalista que han reinado en las escuelas mexicanas durante más de 70 años.

La expectativa del  gurú  Nuño parte de la idea de que los alumnos mexicanos al salir de la  preparatoria,  van a aprender en cualquier situación educativa que se les presente, van a desarrollar habilidades y competencias personales y sociales más integrales, vaya, ni Pat Morita  le hubiera enseñado eso  a  Ralph Macchio en el Karate Kid.

Se espera que aprendan  a trabajar mejor en equipo, a desarrollar un pensamiento matemático más complejo, un pensamiento más analítico y crítico, habilidades de comunicación más efectivas, dominio de un segundo idioma(por eso de querer cruzar para el otro lado), por tanto, capacidades para trabajar en entornos más globales.

Pero eso no es todo, después de la aplicación del nuevo modelo educativo los alumnos prototipo, tendrán una comprensión más amplia de su entorno; sabrán amar a México con el reforzamiento de los valores nacionales, ser mejores ciudadanos y tener más confianza en sí mismos, casi la misma que tiene el presidente Enrique Peña Nieto.

Serán más determinados, desarrollando habilidades de liderazgo, de negociación como Donald Trump. Tendrán un sentido estético y sabrán cuidar su cuerpo y su mente, vaya ni Kalimán en sus mejores tiempos.

En  otras palabras, el nuevo modelo educativo busca desarrollar personas capaces de construir proyectos de vida más completos, más sanos, más armónicos: personas que sepan más y mejor, con capacidades técnicas y, sobre todo, más humanas y éticas.

Se podrá cumplir con semejante tarea, no, no se podrá mientras no se resuelva el conflicto con  la CNTE, no se podrá mientras no cierre la herida de Ayotzinapa y Nochixtlán, no se podrá mientras los maestros sean moneda de cambio de los líderes sindicales, no se podrá mientras la clase política siga robando a despoblado, para muestra ahí está la frívola esposa de un presidente que no cuenta con la aprobación de su pueblo, no se podrá mientras aumente la gasolina,  no se podrá mientras México no sea igualitario y equitativo.

En México el sueño de una educación más democrática es solo eso, un sueño. Por eso el futuro del Nuevo Modelo Educativo, sin la participación de la sociedad y los maestros,  será el bote de la basura.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Por mas que le hagan al cuento, el gobierno pierde de vista que el 60% de la población estudiantil resulto dañada por desnutrición al no haber sido alimentados debidamente por el maldito capitalismo que ha hacho de México una fabrica de pobres…un alumno desnutrido desde los 0 a los 4 años, no podrá asimilar los contenidos básicos sino recibe una nutrición debida. Y esto ya paso en nuestro país…Así que por mas que le hagamos al cuento, ese sesenta por ciento de niños en edad escolar hasta la universidad acabaran en la calle en trabajos informales o haciendo labores domesticas en su casa…de eso trata el capitalismo…hacer países de pobres…que hay que hacer con esos niños…ponernos a estudiar planes y programas de educación especial…ponerles hacer una actividad que no requiera mayor esfuerzo como talleres (baile, musica, dibujo, pintura, modelado, etc…), y APLICARLES EXAMENES de 10 preguntitas por asignatura-las mas representativas del bloque-con solo dos respuestas-la buena y la mala- para que aprovechen cuando mas lo menos,,,al tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.