La catedral del fracaso, el Estadio Azul, será demolido

Estadio Azul

futbolEl viejo Estadio Azul, esa catedral del fracaso del futbol mexicano, será demolido para poner en su lugar un complejo comercial y un hotel con 220 habitaciones. Así lo informó el grupo dueño de este inmueble deportivo, el consorcio . Y es que para nadie es un secreto que este estadio más que buenos recuerdo y días de gloria, parece estar atado a la sombra del fracaso, pues ningún equipo local ha ganado un título de liga en su cancha.

El Estadio Azul, con una capacidad de más de 36 mil espectadores, ha sido la sede de las escuadras del Atlante (cuando se llamaba Estadio Azulgrana), al Necaxa y al Cruz Azul, equipos con mucha tradición futbolera en nuestro país. Fue inaugurado en 1946, con el nombre de Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, y era parte de un gran complejo deportivo que incluía la plaza de toros más grande del mundo, la Monumental Plaza de Toros México, un proyecto faraónico para aquellos tiempos.

Sin embargo, con los años se ha vuelto obsoleto, inaccesible e incómodo para los aficionados que en últimas fechas han visto puras derrotas de su equipo, el Cruz Azul. Por su parte, la Maquina celeste ya está contemplando las opciones para encontrar sede, se habla de la construcción de un nuevo estadio, pero lo más viable es que se muden al Estadio Azteca, donde compartiría casa con su archirrival el América.

Por fin tendrá buen uso el terreno del Coloso de la colonia Noche Buena, que a casi 70 años de vida no cuenta con historias de gloria que recordar. Tal vez con su demolición, el Cruz Azul pueda quitarse esa maldición de ser siempre segundones y ahora sí empiecen a ganar títulos para mostrar en sus polvorienta y llenas de telarañas sala de trofeos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.