Yunes: Debilidades y fortalezas

Yunes
Héctor Yunes Landa, Pepe yunes Zorrilla, Miguel Ángel Yunes Márquez y Fernando Yunes Márquez
- en Opinión

Salvador Muñoz / Sí, sé que es muy temprano para plantearlo, pero… si en el 2009 tuvimos a tres Yunes en la búsqueda de la candidatura por la Gubernatura, uno por el PAN y dos por el PRI, y en el 2015 se repitió el mismo escenario, con similar cantidad de Yunes con el mismo objetivo, ¿se ha puesto a pensar que en el 2017 podríamos sumar cuatro (4) Yunes en las mismas condiciones que en los últimos dos procesos de selección de candidato por los mismos partidos?

Ya el mismo dirigente del PAN, Pepe Mancha, lo citó: Para el 2017 no ve más candidatos que Julen Rementería, Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez, aunque a fuerza de ser sinceros, no se puede negar que el apellido Yunes no deja de ser una marca registrada en este momento para el PAN lo que le daría un plus en una contienda entre Yunes vs Rementería.

En el caso del PRI, el hecho de que Héctor haya dado a conocer su interés por participar de nuevo en el siguiente año como precandidato, obliga sin querer a que se repita por tercera ocasión una disputa por la candidatura entre estos dos priistas. Habría que preguntarle a la militancia cuál es su posición al respecto: darle otra oportunidad a Héctor o sencillamente cederle el paso a Pepe.

Como sea, al menos una vez pasadas las elecciones a presidentes municipales, este escenario de cuatro Yunes por dos candidaturas podría darse de manera inédita… si ya tres eran muchos…

II

Sí, insisto, es muy temprano para exponer este hipotético caso, tan temprano, que Miguel Ángel Yunes Linares aún no alcanza el grado de “Constitucional” para estar hablando del fin de su administración en 2018, o peor, pasamos por encima del proceso electoral del 2017… pero es menester ocuparse del escenario, tanto por parte del PRI como del PAN, para ir tentándole el agua a los camotes o dicho más claro: para ver cuál es la reacción de la gente, del electorado, del veracruzano, al estar, de nuevo, en medio de un choque de Yunes contra Yunes, que si la suerte favorece a Pepe, minimizaría el impacto repetitivo del apelativo, a tener a Héctor disputándose la gubernatura ¡otra vez! con un familiar… en este caso, su sobrino.

III

En el caso de Miguel Ángel Yunes Linares, mucho va a depender de la labor que realice como Gobernador para que su partido postule a otro Yunes (Márquez) como candidato. El ejemplo es claro: Imaginen que a mediados del 2017, haya en la cárcel algunos de los denunciados ante la Auditoría Superior de la Federación, PGR o Fiscalía. Habría dado un gran paso para que, en un momento dado, se hiciera promesa de campaña el pasar la estafeta a otro gobernador panista para ir por el resto de los peces gordos (o flacos, que están de moda)… no creo que al electorado veracruzano (el que vota), le molestaría que hubiera por parte de Acción Nacional, otro candidato Yunes y que además, fuera el hijo del Gobernador.

En el caso del PRI, ¿cuáles serían los argumentos que esgrimiría el partido para postular a Héctor? Quizás para ellos, el que ya es conocido, tiene marca registrada y el segundo lugar que con los votos de los aliados obtuvo en la contienda electoral… pero, ante la sociedad, ¿cómo lo argumentarían? Pepe es una opción que podría defenderse mejor… aunque, en lo particular, sigo insistiendo que estaría siendo invitado a participar con una derrota anticipada… repito: la sociedad ya probó la alternancia, ya se dio cuenta que es posible… ¿por qué votar de nuevo por el PRI?

IV

En fin… esto no deja de ser un escenario totalmente hipotético… aunque falta agregar un ingrediente más… cuán posible sería que la sociedad (la que vota) rechazara el apellido Yunes ante el imaginario de ver a una sola “familia” tratando, por enésima ocasión, “adueñarse” de Veracruz y entonces se decidiera por otra opción… en una de ésas, si Rocío Nahle va como candidata de Morena, además de tener el apoyo de López Obrador, agregando la personalidad de la dama, quizás, insisto, quizás una de sus mayores fortalezas fuera no apellidarse Yunes… digo… si ya tres Yunes eran demasiados…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.