Al parecer no le gustó la comida de Vinissimo a Armando Ortiz

Vinissimo
Fidel Herrera en el restaurante Vinissimo
- en Avenida Principal

restauranteLo comenta el escritor y periodista Armando Ortiz en su muro de Facebook: «El siguiente comentario lo hago a título personal. El día de ayer estuve en el restaurante Vinissimo, el lugar favorito de políticos duartistas. Lo que más duele es que muchas de esas sumas pagadas fueron a cuenta del erario público. Su dueño quiso ser candidato a la gubernatura pero de plano su precampaña nunca pegó. Me hablaban maravillas de la comida de este lugar y ayer pude comprobar esos dichos.

»La comida, al menos la que probé, que fueron cinco platillos compartidos entre los que formábamos esa mesa, es completamente anodina; su carta es pura literatura; un engaño. Le ponen a los platillos nombres rimbombantes para que el comensal se vaya con la finta y lo que ofrecen en la mesa son potajes de lo más vulgares. Así un “Chicharrón de Rib Eye” no es otra cosa que carne de res demasiado frita, con el sabor de cualquier chicharrón de res.

»Es imposible encontrar en esos guijarros de carne la textura que caracteriza al Rib Eye y luego esa sopa de cebolla; es obvio que no conocen el equilibrio que debe haber entre el caldo y el contenido de la sopa. Más cebolla en esa sopa y un poco de harina hubieran convertido esa sopa en un soufflé.

»Nos pusieron además un guiso de frijoles con mariscos donde por supuesto el sabor fuerte y terroso de los frijoles relegó al ostracismo el sabor de los mariscos; unos huevos tirados hubieran estado más ricos. Luego esas ensaladas con nombres extranjeros, que no son otra cosa que lechugas tiernas con un poco de nuez picada y manzanas amarillas.

»¿Dónde está la novedad? Pobres de esos que han ido a gastar fortunas en ese restaurante; su afán por supuesto no era comer delicioso, sino ir a tirar rostro entre los políticos que engañados aprobaban cada platillo, satisfaciendo un gusto más que educado, vanidosamente engañado. Pero que se podía esperar de un restaurante así, tocado por la sombra de Fidel».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.