Ballet Folklórico de la UV conserva ADN de las tradiciones

- en Comunicados

David Sandoval Rodríguez / 

Está orientado en una línea totalmente cultural desde hace 40 años, explicó su director Ángel Silvestre

Se apoya con una beca a los integrantes, siempre y cuando estén cursando estudios

 

Con más de 40 años de historia, el Ballet Folklórico de la Universidad Veracruzana (UV) conserva el ADN de las tradiciones y lo lleva a escenarios de todo el mundo como también a los espacios universitarios, manifestó su director artístico Ángel Ciro Silvestre García.

El ballet fue uno de los primeros grupos artísticos conformados durante el rectorado de Roberto Bravo Garzón y correspondió a Rodolfo Reyes Cortés, fundador del Conjunto Folklórico Nacional de Cuba, sugerir la creación de una Facultad de Danza, por lo que se fundó la primera en una universidad del país, se creó un grupo de danza contemporánea y un grupo de danza popular mexicana.

En ese momento se creó también el taller de reconstrucciones etnocoreográficas, que se convertiría en el ballet y se emitió una convocatoria para integrar la primera compañía.

En esa misma época Miguel Vélez Arceo salió de la Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rébsamen” y se integró como vestuarista del taller, explicó su director.Rodolfo Reyes, tomando en cuenta la trayectoria de Vélez Arceo, decidió nombrarlo director de la compañía que en adelante se conocería como Ballet Folklórico de la Universidad Veracruzana”.

Desde 1974, año de su fundación, la agrupación ha marcado una pauta en México, aseguró,lo que hizo Vélez Arceo fue darle la imagen escénica al folklor de Veracruz, no significa que nadie bailara jarocho o danzas indígenas: sin embargo, fue el apoyo de la Universidad lo que permitió elaborar un programa estatal que ha servido hasta la fecha como pauta para todos los ballet a nivel nacional”.

En 2010 él falleció y en noviembre de ese mismo año Silvestre García asumió la dirección de la compañía en la que comenzó como bailarín en 1976 de manera esporádica y se integró de tiempo completo en 1978.

Hemos tratado de seguir la misma línea del grupo, porque han ocurrido cambios, antes los programas del espectáculo tenían una duración de tres horas porque se tenía a disposición medio día para acudir a un evento de este tipo.

Único ballet universitario que otorga becas

Señaló que una de las nuevas propuestas para que el nivel de excelencia se mantenga ha sido que la selección de becarios se haga a través de audiciones en una convocatoria abierta que recibe a jóvenes de entre 16 y 22 años, cuyo principal requisito es que se encuentren cursando estudios en una institución, ya sea bachillerato o profesional.

Es muy importante mencionar que la UV es la única en el país que otorga becas para que los jóvenes puedan mantenerse en el ballet, absorbiendo así gastos diversos que se generan por la interpretación de la danza folklórica, por ejemplo la compra de calzado específico que tiene un mayor desgaste”, afirmó.

Con esta beca, la Universidad les permite dedicarse de tiempo completo a la danza en sus horas libres, procurando que no tengan gastos mayores durante su formación.

Cabe señalar que el vestuario es lo más apegado posible a la vestimenta que se usa de manera cotidiana en las regiones plasmadas en los cuadros dancísticos, incluso algunas prendas son históricas, lo que convierte al espectáculo en una representación muy similar a la que se vería una danza en su región de origen.

En ese sentido, refirió que en una visita realizada al Museo Nacional de Antropología accedió a las bodegas donde almacenan vestuarios y accesorios tradicionales, entre ellos había una sola faja de Jilotepec, elemento que en la actualidad ya no se elabora.

Nosotros tenemos alrededor de 12 fajas que utilizamos en los espectáculos, la señora que las hacía murió y se dejaron de utilizar, es decir, posiblemente el público esté viendo vestuario que se dejó de elaborar y ya no exista y lo llevamos a todos los lugares donde nos presentamos.

Silvestre García enfatizó que el programa que presentan es el mismo en cada una de las actuaciones, ya sea en Europa, América Latina o entre las facultades de la institución.

Integran la compañía un promedio de 40 ejecutantes, además de músicos que provienen del grupo Tlen Huicani, quienes están asignados en específico para acompañar al ballet en sus espectáculos, así como los responsables técnicos con sus respectivos asistentes.

La esencia de las tradiciones

Relató un comentario hecho por un periodista en Brasil, ya que consideró que refleja la línea del Ballet Folklórico, “nos mencionó: se nota que ustedes conservan el ADN de sus tradiciones; para mí fue muy halagador, fue breve pero conciso y ésa es la línea desde que se llamaba taller de reconstrucciones etnocoreográficas, porque su intención era imitar lo más apegado posible a los grupos sociales de los cuales se iban a reproducir las tradiciones”.

Recordó que el ballet es reconocido por sus audiencias cuando viajan y muestran su aprecio al observar que una danza característica de su región es representada fielmente por la compañía, como les ha ocurrido en el Istmo de Tehuantepec cuando representan el baile del jarrito tal como sucede en las bodas de la región.

Se reconocen y creo que eso es lo más importante”, aseveró; “creo que nosotros tratamos de trasladar esos hechos folklóricos al escenario, sabemos que hay una academización y una espectacularización, todos los grupos hacemos eso a favor del espectáculo escénico, la diferencia radica en cuán tan apegados estamos a la imagen de las culturas o qué tanto lo modificas con el pretexto de convertirlo en espectáculo”.

En ese sentido, agregó que la línea del Ballet Folklórico es totalmente cultural; ello implica el mayor apego posible a la imagen real, tomando en cuenta que debe ser atractivo para el espectador, tener un tiempo determinado, hacerse acompañar de luces y un vestuario unificado, lo que implica una teatralización del hecho folklórico pero también busca la identificación con el público.

Respecto a lo que conlleva ser parte de la compañía, el Director refirió que “a los jóvenes les significa vivir una etapa en la que ya son mayores para que sus padres los regañen, se sienten independientes pero son pequeños para tener la experiencia de poder manejarse de forma totalmente independiente, esto nos corresponde a nosotros”.

En la compañía se les brindan todas las facilidades para que los integrantes puedan cursar de manera satisfactoria sus estudios y sus exámenes, ya que ésa es la intención, que la UV tenga entre sus grupos artísticos jóvenes preparados.

A quienes se integran al ballet se les recalca que deben ser dedicados en el estudio y tener muy presente la disciplina “porque somos representantes de la Universidad, somos representantes de Veracruz y cuando salimos somos representantes de México”.

En ese sentido, recalcó la importancia de fomentar la disciplina, “hay una disciplina formativa que durante los años se va adquiriendo hasta volverse parte de la vida, en nuestro caso los jóvenes siempre están entrando y saliendo, por lo que se debe ser enfático en el tema, eso les ayuda mucho pero también provoca un poco de estrés al tener que cumplir con su escuela y con el ballet”.

Disciplina, constancia y actitud

Clara Elena Cortés Díaz, asistente del Director del ballet, añadió que entre los valores que adquieren los jóvenes que ingresan a la compañía destacan la disciplina, la constancia y la actitud. “Es una disciplina de por vida: en el trabajo y en la escuela porque debe cumplir con su formación y con la compañía”.

Aunado a lo anterior, expresó que “la danza y las actividades artísticas en general brindan alegría, permiten experimentar la libertad, salir de la rutina y del estrés, conocer todas las posibilidades de desarrollo personal y emocional, porque uno de los factores que fomentan la delincuencia es no saber qué hacer con el tiempo libre; en cambio, con la disciplina se convierten en seres conocedores de su disciplina artística y del arte en general”.

En su opinión, ser parte del Ballet Folklórico es una experiencia que fomenta la integralidad, ya que es ahí donde la institución se ve comprometida con los estudiantes en los grupos artísticos y posibilita mostrarlo a la comunidad universitaria y al público en general.

Cada uno de los jóvenes que pasan por el ballet se lleva un granito o un costal lleno de semillas para su formación, eso es una gran satisfacción para nosotros que estamos al frente, sobre todo para la Universidad y las autoridades que han apoyado a la compañía a lo largo de sus 40 años de vida.”

Para los integrantes, enfrentarse al escenario en cada espectáculo levanta también su autoestima, agregó Silvestre García, porque se genera un trabajo en equipo y un respeto hacia los demás, enseña a manejar las relaciones humanas y se desarrolla una tolerancia a la frustración.

Cortés Díaz recordó también que los jóvenes al egresar del ballet pueden comenzar a impartir clases en algunas escuelas de la localidad, por ello son conocimientos que les permiten obtener un empleo para complementar su formación en la licenciatura ya que muchos de ellos dependen de la beca para mantenerse.

Recibimos muchos jóvenes provenientes de otros estados que por primera vez se encuentran solos, lejos de casa, y es en realidad una prueba para todos ellos y sus familias”, explicó.

La reputación del Ballet Folklórico es tan grande que la mayoría viene a las audiciones y luego decide qué estudiar, “muchos vienen solamente el día de la audición para buscar un lugar, el prestigio es tal que por fortuna muchos quieren entrar”, dijo el Director.

Advirtió que muchos aspirantes no se presentan a las audiciones porque suponen que deben tener profundos conocimientos o es muy complicado; sin embargo, recalcó que los jóvenes proponen sus bailes y los presentan, además de que el jurado está integrado por expertos ajenos a la compañía, “no somos nosotros quienes elegimos, siempre es un jurado compuesto por maestros de reconocido prestigio que elige a los integrantes”.

La entrevista es otro de los puntos que genera preocupación en los aspirantes porque suponen que será como un examen de conocimientos, pero no es así, en realidad la entrevista es para conocerlos más, para saber si cuentan con la actitud y disposición necesarias para ser parte del ballet, esto es lo que valoran los integrantes del jurado.

Los jóvenes deben darse la oportunidad de bailar, aunque es un poco semejante a la audición de la película Billy Elliot, en la entrevista real como en la película, muchas veces se acepta a los candidatos porque el jurado detecta el talento.

Para conocer más acerca de la convocatoria, el registro para la audición y los requisitos de la beca, invitaron a los interesados a ingresar al sitio que tienen en la página de Facebook: Ballet Folklórico Universidad Veracruzana Sitio Oficial.

La convocatoria cierra a finales de junio y la audición para ocupar becas para el periodo Agosto 2016-Enero 2017 se llevará a cabo el viernes 1 de julio de 2016 a partir de las 10:00 horas, en el salón de ensayo del grupo, ubicado en el Teatro del Estado “Ignacio de la Llave”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.