Castillo ofrece tres millones de pesos por oro en Río de Janeiro

Alfredo Castillo Cervantes / Foto: Twitter

GalardónUno de los problemas del deporte nacional es que se basa el éxito o fracaso con el resultado, muchos manejan el concepto de resultadista. Para ser más claros, veamos el ejemplo de la selección nacional de futbol, que está tan obsesionado con llegar a ese quinto partido en el Mundial, que no importa cómo se desempeña futbolísticamente, lo único que interesa es el resultado. Si no hay trabajo en formación de nuevos valores, si no hay estructura y continuidad de proyectos, no se puede aspirar más que a tan sólo un quinto partido.

Pues esta actitud se está tomando en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) con su flamante titular Alfredo Castillo, quien prometió a los atletas mexicanos tres millones de pesos por cada medalla de oro obtenida en los Juegos Olímpicos de Río 2016, superando por mucho los estímulos otorgados en la pasada edición realizada Londres en el 2012, donde ofrecieron 500 mil pesos por presea dorada.

También informó durante la Segunda Reunión Técnica Pro Río 2016 que los ganadores de la medalla de plata recibirán dos millones pesos y uno a los ganadores del bronce. Y es que acostumbrados en el Gobierno Federal de maquillar resultados con logros “tangibles”, se olvidan que lo importante es fomentar el deporte a través de esquemas y estructuras que permitan a los atletas mexicanos poder desempeñarse adecuadamente y destacar en el ámbito internacional.

Lo que quiere Castillo es, a punta de billetazos, traer preseas de Río de Janeiro para que su jefe, el presidente Enrique Peña Nieto, pueda sacarse la foto en Los Pinos con las “glorias nacionales” y poder colgarse en esos logros. A Alfredo Castillo y a Peña Nieto no les importa el deporte nacional, sólo le interesan las poses, porque es su única forma de destacar, de maquillar un gobierno que desde el principio mostró la cara del fracaso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.