¡Gana Veracruz… gana la democracia!

Voto
Elecciones
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El sueño de los que están despiertos es la esperanza.” – Carlomagno.

Concluyo el proceso comicial del 5 de junio, los veracruzanos lo expresaron claramente en las urnas, su demostración cívica valió para contemplar como la sociedad en su conjunto, se canso, se harto de las falsas promesas, del pésimo desempeño gubernamental, del enriquecimiento inexplicable al amparo del poder, cuando la mitad de la población se muere de hambre o no tiene empleo.

A Veracruz llegaron los aires de cambio tras 86 largos años de gobiernos hegemónicos, totalitarios, esos que no permiten ir en contra o criticar sus actuales funcionarios so pena de ser excluido del circulo de virtuosos, que desinformaron de los horrores de la administración estatal en funciones.

La llegada de aires de renovación, tocaron a la puerta de los veracruzanos, el costo de ese cambio se vio reflejado en cientos de vidas humanas perdidas, desaparecidos, secuestrados, ejecutados, la ambición desmedida de algunos trastocó sus mentes al punto de actuar como verdaderos reyezuelos.

Pasado el proceso electoral, en Veracruz ganó la sociedad.

¿Pero quién gana o quien pierde realmente en todo este proceso democrático? Será la pregunta.

Gana Veracruz, gana la democracia, ganan los más de siete millones de ciudadanos que comprobaron que por más desacreditaciones emprendidas a favor o en contra de alguien siempre imperará la verdad, esa que durante los últimos cinco años se maquilló u ocultó a sabiendas de que tarde o temprano sería conocida.

Ahora vienen los tiempos de reconciliación, atrás quedaron las campañas, es momento de reconstruir el maravilloso estado en que vivimos, en abonarle a su tierra y a su gente lo que por derecho le fue robado.

En las democracias siempre habrá un ganador y un perdedor, pero en las más avanzadas el escenario coyuntural permite el nacimiento de acuerdos para la construcción de grandes metas.

Habrá de gobernarnos Miguel Ángel Yunes Linares, pues así lo decidió la mayoría, a los que concursaron, quedará la fortuna de haber dado su esfuerzo por convencer al electorado aun a sabiendas que algunos, jugaron parte de un macabro juego al que no convenía entrar.

Hoy más que nunca, los veracruzanos, de todas las regiones, debemos sumarnos al proyecto vencedor, no por un afán revanchista, sino con la intensión de mejorar el estado de cosas que suceden en la entidad.

Las familias deberán ser más unidas, deberá haber mayor conciencia social sobre el papel de niños y adultos mayores, de estudiantes y pensionados, de todos aquellos que en su momento fueron agraviados por la actitud mesiánica y hasta tiránica de quien por error mandato la entidad.

Las facturas son muy altas, pero el precio será mayor si no nos sumamos todos. Las campañas terminaron, en Veracruz, ganó la democracia pues con una participación ciudadana superior al 53.62 por ciento queda demostrado que cuando la sociedad se lo propone cambia el rumbo de la historia.

Como en este mismo espacio lo vaticinamos desde el pasado primero de febrero de este año bajo el titulo ¡Alternancia a la Vista! Las condiciones estaban dadas, solo faltaba la voluntad popular.

¡Gana Veracruz… gana la democracia! 

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.