El pacto Duarte – AMLO

Pacto
Andrés Manuel López Obrador y Javier Duarte
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro

 

“Cuando todo va mal, no debe ser tan malo probar lo peor.” – Francis H. Bradley.

Veracruz es una verdadera caldera del Diablo.

El proceso electoral se pone más que intenso, la serie de descalificaciones producto de la guerra sucia impulsada por parte del Gobierno Estatal comienza a decantarse y a generar un gran malestar ciudadano, pues mientras los mapaches, tlacuaches y alimañas electorales a cargo de la administración Duartista intentan impulsar las versiones para descalificar a Miguel Ángel Yunes Linares, candidato de la Coalición Unidos para Rescatar Veracruz, acusándolo de delitos relacionados a la pederastia, las reacciones en redes expresan ese encono, ese odio producto del abuso desmedido del poder que en los últimos casi 12 años cultivaron.

Quienes apostaron por lesionar la imagen del choleño, menudo entuerto provocaron, hoy la ciudadanía cansada y asqueada de tanta pudrición, les da la espalda, por más que intentan posicionar a su candidato real, Cuitlahuac García Jiménez, candidato de Morena, y a quien señalan de ser el “Juanito” veracruzano, personaje que llegado el momento se dejaría tripular en su intentona por salvarles el pellejo a los integrantes del gobierno saliente, quedaron exhibidos.

El escándalo provocado por la revelación hecha por los dirigentes del PAN, José Mancha Alarcón y del PRD, Rogelio Franco Castán en la casa de campaña del abanderado de ambos institutos, evidencia la intromisión que a lo largo de los últimos meses se ha venido gestionando a favor ni si quiera de Héctor Yunes Landa candidato de la Coalición Unidos para Mejorar Veracruz, sino a favor de un tercero en discordia.

La máxima vertida alguna vez por el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, sentenciando que jamás en la entidad gobernaría un personaje de apellido Yunes comienza a tomar sentido, en otro caso, no se explican las causas o razones por las que el gobierno estatal, opere con su artillería a favor del Movimiento de Regeneración Nacional.

La penosa circunstancia, pone en entre dicho no solo la calidad moral de Andrés Manuel López Obrador, sino de todo su movimiento, y con ello, demuestra que su estoicismo democrático si tiene precio; si esta jugada la capitaliza el gobierno federal, anulará al mayor peligro que tiene para el siguiente proceso electoral federal en 2018.

Ahora nos preguntamos ¿Cuándo será cesado, renunciado o corrido el secretario del Trabajo? Porque es evidente que la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) deberá actuar y de inmediato poner tras las rejas al mapache electoral, que dicho sea de paso, es el artífice de que en la entidad, se haya mantenido el control de los últimos procesos electorales a favor del PRI.

Los demonios andan sueltos, esperemos que como sociedad exorcizáremos a la democracia, para finalmente conocer la alternancia en la entidad y castigar aquellos que faltaron a la confianza de su estado y su población.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.