Juan Díaz de la Torre, a sus comisionados: ¡ahí se ven!

- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez /

“Si no me quieres, ni modo,

de amor no voy a morirme,

se sufre cuando se quiere,

pero se aprende a olvidar también”

(Canción mexicana; Ni por favor)

Nunca en la historia del  SNTE, el magisterio nacional había estado tan  desprotegido. Su líder Juan Díaz de la Torre ha demostrado que solo es una figura decorativa, un  tigre de papel en todo momento. Desde que fue impuesto por el gobierno de Peña Nieto, se ha distinguido por un servilismo abyecto que raya en la desvergüenza. Ni la maestra Elba Esther Gordillo Morales, en sus mejores tiempos de cercanía con el poder, mostro tal entrega.

Si bien otros líderes hacían acuerdos (con el gobierno), mantenían cierta autonomía, pero Díaz de la Torre no tiene ningún margen de maniobra, él sabe que si  respinga contra las órdenes del gobierno, su destino será una celda como su predecesora. Reconoce  que el sartén por el mango,  en este momento,  lo tiene el gobierno federal.

El güero está bien enterado que los archivos negros del gobierno de Peña Nieto están repletos de cochupos, transas, ventas de plazas, desvió de fondos federales,  y de mal uso de las cuotas de los maestros, por parte de los  seccionales. Pilares carcomidos  que sostienen la  débil estructura del SNTE en todo el país.

La orden del gobierno federal para que el SNTE page a su comisionados ha sido un fuerte golpe político, ha calado muy fuerte  al sindicato, muchos ven esta acción como una victoria para MEXICANOS PRIMERO, fieros defensores y apoyadores de la Reforma Educativa. Es una señal de  que los tiempos donde el SNTE ponía y quitaba, se han terminado. Esta orden no tuvo resistencia, ya venía incluida en el paquete de bondades que traía  la “Reforma Educativa”.

Sin embargo para cochupos y simulaciones los charros del SNTE se pintan solos, ya muchos Directores vía Supervisores escolares están dando comisiones “internas” a los fieles del sindicalismo. El asunto es que las secretarías en los Estados sigan pagando y el sindicato deje sus arcas intactas.

No obstante, no todo es miel sobre hojuelas para los Seccionales,  en el Estado de Veracruz los maestros tiene en jaque a la SEV, los mentores solicitaron información sobre los comisionados mediante el  IFAI; y este Instituto  resolvió a favor de los solicitantes. De manera que la Secretaría de Educación de Veracruz, tiene que entregar de manera inmediata la información.

Si bien el año pasado Juan Díaz de la Torre simulo defender el incremento salarial,  nuevamente fracaso, demostró que  solo sirve de adorno. Fue la peor negociación salarial en la historia  del SNTE.

Todavía,  en su quehacer político, el bizarro líder pretende hacer creer a la mayoría del magisterio,  que es un férreo defensor de los derechos laborales y de la escuela pública. En días pasados declaraba  delante del Gobernador de Guanajuato que el Sindicato pondría en marcha el programa DEFENSA DE LA ESCUELA Y DE LA EDUCACION, según él para salvaguardar los principios filosóficos del artículo tercero constitucional; y como para ver de qué tamaño son sus arrestos, advirtió que “no pasaran los intentos privatizadores de la enseñanza en el país.”

Puro discurso, la realidad es que el SNTE y su líder son la mejor comparsa que tiene el gobierno federal para justificar sus ocurrencias en el ámbito educativo. No hay defensa ni proyecto para defender a los miles de maestros que pronto serán notificados como, “No idóneos”, para seguir ejerciendo la función docente.

El SNTE de Robles Martínez, aunque charro recalcitrante, tenía peso para presionar al gobierno federal, Jonguitud Barrios, quien llegó con el aval de Luis Echeverría; pudo, con su Vanguardia Revolucionaria, poner a  varios funcionarios de rodillas, ya ni se diga de la maestra Elba Esther,  con la personalidad  y el peso político que tenía, mandaba el mensaje a las bases de que efectivamente se defendía al maestro, a un precio muy caro, pero el SNTE figuraba, sus siglas pesaban.

Muchos maestros, a lo largo del país reflexionan que ya no tiene caso tener a un representante sindical que no  representa al magisterio y solo responde al tris del presidente.  Resulta curioso que Díaz de la Torre comience a recorrer todo el país, precisamente cuando el magisterio disidente comienza a organizarse  contra los resultados de la evaluación docente.

Él  “güero” sabe que  solo es un mayordomo paro los amos del poder, le han hecho saber que él solo es el  encargado de mantener el poco control sobre el magisterio. Al gobierno federal no le conviene tener manifestaciones e inconformidades, los ojos de la OCDE, están sobre México, sobre todo por los pésimos resultados de las evaluaciones a los alumnos  y la férrea resistencia de los docentes por ser evaluados.

Hoy Juan Díaz de la Torre recorre el camino de la ignominia, sus discursos son pura retórica, sus más cercanos allegados en secreto se ríen de él. Cuando se requiere su presencia, se les presta más atención a los miembros del INEE, o a los empresarios cercanos a Mexicanos Primero, amigos íntimos de  Nuño Meyer. De modo que el futuro no pinta bien para  este  líder magisterial, un líder   que nunca se ha tomado la molestia de visitar a la mujer que lo meció y amamanto  en la cuna del SNTE.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. La podredumbre que enmarcó durante muchos años a la dirigencia del SNTE tenia que terminarse, lo lamentable será siempre la prepotencia con que actúan las autoridades en ciertos casos y que no haya como defender injusticias. Las bases ya no creen en su dirigencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.