Investigar a Gina Domínguez, como se hizo con exvocero de Sonora

- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / Jorge Morales Borbón fue un gran periodistas, a decir de quienes lo conocen. Ganó en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo, fue director editorial de El Imparcial, periódico de mayor tiraje en el estado de Sonora. Gracias a su trabajo El Imparcial recibió en 2003 el Premio a la Excelencia Periodística. En 2009 Guillermo Padrés, entonces candidato del PAN a la gubernatura de Sonora lo llamó a su equipo como encargado de prensa, una vez ganada la gubernatura fue designado como secretario de Comunicación Social.

Pues este, que parecía, o que tal vez fue, un excelente periodista, ha sido detenido por las autoridades del gobierno de la nueva gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y llevado al Cereso 1 de Hermosillo, Sonora. Morales Borbón es acusado de extorsión. De acuerdo con declaraciones del fiscal anticorrupción de Sonora, Odracir Espinosa Valdez, “el detenido usó su facultad de funcionario para colectar beneficios monetarios a su favor, coaccionando e intimidando a las víctimas por recibir un pago extra luego de prestar un servicio al gobierno del estado (…) El señor Jorge Morales les pedía dinero a las víctimas para liberar los pagos que tuvieran pendientes tras prestar sus servicios”.

Son muchas las pruebas recabadas en contra de Jorge Morales Borbón; de ser hallado culpable se le puede aplicar una pena de 5 a 15 años de prisión.

¿Por qué debería interesarnos el caso de un exsecretario de Comunicación Social del estado de Sonora? Porque en el estado de Veracruz tenemos a una excoordinadora de Comunicación Social, la señora Gina Domínguez Colío, que sin premios de periodismo y gracias a su actitud rastrera y poco ética, ocupó el cargo de vocera logrando con ello acumular una riqueza que está a ojos vistas. Ella puede negar la propiedad de todos sus bienes, sin embargo basten los testimonios de sus empleados y exempleados quienes la reconocen como la propietaria de varios locales comerciales en la avenida Orizaba y en la avenida Murillo Vidal. Además está la mansión que se mandó construir en la zona de La Pitaya, de donde unos ladrones sustrajeron 50 millones de pesos, 50 millones que una servidora pública no podría ahorrar si trabajara con honradez.

Es además conocido que la exvocera de Javier Duarte es dueña además de varios medios de comunicación desde donde ella misma opera. Pero no es difícil de ubicar, la señora se ha robado la banqueta de un buen tramo de la avenida Orizaba, donde tiene los edificios de la Fundación Colosio, La flor de la Vida y Quadratin.

Ha trascendido que la señora anda muy cerca de los actos de Héctor Yunes Landa, pues busca a como dé lugar ser diputada local para así conseguir fuero. Se sabe que ha buscado el apoyo del gobernador Javier Duarte, quien por supuesto tiene cosas más importantes que rescatar de su propio desastre, como para andarse preocupando por una mujer de tal calaña.

Cabe mencionar que el discurso de campaña de la hoy gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich fue semejante al discurso de Héctor Yunes Landa, Pavlovich llegó decidida a barrer la casa. Fue por ello que creó una fiscalía Anticorrupción, cuyo titular Odracir Espinosa Valdez ha declarado: “Lo que hoy estamos presentando no cierra un capítulo, sino que es el principio de múltiples acciones para turnar ante la justicia sonorense a quienes defraudaron la confianza de los ciudadanos; además debe quedar claro que ningún acto de corrupción quedará impune”.

Las acciones de que se acusa a Jorge Morales Borbón son pocas comparadas con las que la señora Domínguez Colío llevó a cabo. En algún momento se le llamó la vicegobernadora, por el tremendo abuso del poder que ejercía.

Si Héctor Yunes Landa tiene pensado, como Claudia Pavlovich, limpiar la casa, bien podría empezar por investigar el enriquecimiento desmesurado de la exvocera de Javier Duarte.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.